28 de noviembre de 2020

Covid-19 trae la sombra de más hambre en América latina.

La pandemia de coronavirus podría empujar al hambre a 14 millones de personas en América latina este año, advirtió la ONU en momentos en que el virus se sigue diseminando en Brasil, México, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú así como en Rusia, India y Corea del Sur, países que debieron volver a las restricciones tras haber abierto sus economías.


La advertencia del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, que subraya que se cuadruplicará la inseguridad alimentaria registrada en 2019 en el subcontinente por la destrucción de empleos y el desplome de las economías, se produce un día después de que Estados Unidos superara los 100.000 muertos y da cuenta del impacto de la pandemia.

Ya se sienten signos de hambre creciente en la región, donde ciudadanos desesperados están violando cuarentenas para salir en busca de dinero y alimentos y colgando banderas rojas y blancas de sus hogares en un grito de auxilio, advirtió el PMA.

Muchos de los hambrientos son trabajadores informales que constituyen una parte considerable de la fuerza laboral de América latina, mientras que otros son nuevos pobres que han perdido empleos en medio de una recesión económica histórica.

La contracción pronosticada de la economía regional, estimada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) es de 5,3%, la mayor caída hasta la fecha en la historia de la región.

Deja una respuesta