20 de octubre de 2020

Fernández: «Debemos discutir un nuevo modelo de coparticipación, porque no está funcionando»

El presidente Alberto Fernández aseguró que el país tiene una «buena oportunidad» para que «el día después de que pase la pandemia», comience la construcción de «otra Argentina» y reiteró que «lo que quedó al descubierto es una llena de injusticias».

«Es una buena oportunidad después de que esta pandemia pase para replantearnos seriamente el país. Todas esas cosas deben hacernos pensar cuánto tiempo más resiste una Argentina con semejante desigualdad”, sostuvo el mandatario en una conferencia de prensa en Misiones, provincia que visitó luego de ir a Formosa.

En este marco, pidió también «rediscutir, entre otras cosas, la coparticipación en el futuro y rediseñar un nuevo modelo» de distribución de esos fondos, ya que -dijo- el actual «claramente no está funcionando».

Dijo que «hay un problema estructural» en el sistema actual de distribución de esos fondos y «por eso hay que sentarse y revisarlo» pensando en «cómo hacemos un país para que las economías regionales se desarrollen».

Fernández arribó al aeropuerto internacional Libertador José de San Martín cerca de las 18 junto a la primera dama Fabiola Yañez, y fueron recibidos por el gobernador Oscar Herrera Ahuad, con quien firmó convenios para poner en marcha obras viales, hídricas y de hábitat.

“Nadie está contento viendo un norte pobre. Nadie siente que el país se integra con una Patagonia abandonada y nadie se siente feliz viviendo en el centro rico del país cuando a su alrededor todo es problema”, dijo el mandatario, que se comprometió a generar las condiciones para «un país absolutamente integrado donde todos tengan posibilidades de desarrollarse».

En este marco, dejó claro que «hay que entender que el 25 de mayo de 1810 pasó hace mucho tiempo y que la Argentina es mucho más que la Ciudad de Buenos Aires”.

El Presidente mencionó la ayuda que brinda a las provincias, que recibieron 120 mil millones de pesos, 60 mil en aportes del tesoro nacional y otros 60 mil en créditos blandos para que que puedan «sortear los problemas coyunturales» que existen por «una economía que se frena y una recaudación que consecuentemente baja».

Alberto Fernández destacó también el alcance de los ATP para pymes y para grandes empresas, que benefició a aproximadamente 2 millones de trabajadores, 250 mil pymes y 141 grandes empresas con más de 800 trabajadores.

Al reflexionar sobre la caída de la economía global como consecuencia de la pandemia, el Presidente aseguró que además del número de muertos en cada país, se derrumban empresas como parte de una «economía que se ha derrumbado de un modo tremendo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *