2 de diciembre de 2020

Italia reabre sus fronteras internas y permite el ingreso de turistas europeos.

Tras casi tres meses de aislamiento y con 33.530 víctimas desde el inicio de la pandemia, Italia reabrió hoy sus fronteras internas y al turismo europeo, en uno de los últimos pasos de la flexibilización de las medidas restrictivas dispuestas por el gobierno para frenar la difusión del coronavirus.

Con control de temperaturas obligatorio para subir a los trenes y la obligatoriedad de uso de barbijo y guantes dentro de los vagones, pasajeros de toda Italia empezaron a viajar luego de casi tres meses de prohibición de desplazamientos entre las 19 regiones y las dos provincias autónomas del país.

A través de un decreto de la ministra de Transporte, Paola De Micheli, no se permitirá el acceso a los trenes a los pasajeros con más de 37.5 grados de temperatura.

«Hoy es una conquista. Lo logramos con el sacrificio de todos y sin olvidar a las víctimas y a los operadores sanitarios que trabajaron de forma increíble», destacó el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia, en declaraciones radiales.

La habilitación de los desplazamientos dentro del país, de todos modos, se da luego de varios cruces entre los gobernadores de todo el país por la diferencia que persiste entre la gran cantidad de casos en el norte y el sur.

Así, según los datos informados el martes por la Protección Civil, tres regiones del norte (Emilia-Romaña, Lombardía y Piamonte), concentran el 70% de los 39.893 casos confirmados actuales, mientras que las seis regiones al sur de Roma reúnen menos del 8% de los positivos sumadas.

En la región Lazio, donde se encuentra la capital, el gobierno local prohibió la entrada a las personas que tengan más de 37.5 grados, mientras que en la isla de Cerdeña las autoridades dispusieron la registración obligatoria para los visitantes, con un cuestionario online que permitirá monitorear eventuales contagios.

«Es justo que cada presidente de región refuerce su propio sistema de control y de prevención sanitaria», agregó Boccia en esa dirección.

A nivel nacional, si bien no es obligatoria, desde ayer está disponible la aplicación Immuni, que permitirá marcar la trazabilidad de contactos para alertar a quien la instale si estuvo en contacto con personas positivas de la Covid-19.

El país empezó además a aceptar desde hoy la llegada de turistas desde la Unión Europea y Reino Unido sin necesidad de hacer la cuarentena de 14 días vigente hasta ayer, en un guiño al sector turístico que aporta el 13% del Producto Bruto Interno (PBI).

Así, un vuelo desde la capital búlgara Sofía fue el primero en llegar al aeropuerto Fiumicino de Roma desde un país europeo, de los 16 previstos para este miércoles.

En ese marco, el director de operaciones del Aeropuerto, Iván Bassato, destacó en declaraciones televisivas que la terminal aeroportuaria «sigue con las medidas, con control de la temperatura, en medio de un plan realmente vasto de sanificación del aeropuerto», y que esperan mayor movimiento hacia mediados de junio, «cuando varias empresas retomarán gran parte de la actividad».

El canciller Luigi Di Maio también destacó la reapertura de las fronteras y, través de Facebook, subrayó que «la de hoy es una fecha muy significativa, a partir de hoy los italianos podrán moverse libremente en todo el país, entre todas las regiones. Es un país que se prepara para volver a la normalidad».

Deja una respuesta