28 de octubre de 2020

Aseguran que hay evidencia para pensar que la transmisión de Covid-19 al bebé es a través de la placenta.

La investigadora argentina Marta Cohen, patóloga pediátrica y perinatal del Hospital Infantil de Sheffield, habló sobre la transmisión vertical de coronavirus.

Evidencia de distintos casos en el mundo en los que el nuevo coronavirus se encontró tanto en la placenta de la madre como en el bebé y el hallazgo de anticuerpos en el recién nacido a las pocas horas del parto indican que existiría transmisión vertical de la Covid-19, dijo la investigadora argentina Marta Cohen, patóloga pediátrica y perinatal del Hospital Infantil de Sheffield, al norte de Inglaterra.

La especialista afirmó que el bebé de la joven que organizó el «baby shower» en Necochea podría ser un ejemplo de que la infección se contrae a través de la placenta, pero remarcó que ello sólo se determinará cuando ésta se estudie en el laboratorio mediante análisis histológicos y virológicos (PCR).

«Se contagian por la sangre materna que llega al bebé a través de la placenta y del cordón umbilical. Las vellosidades (en cuya superficie trofoblástica externa se ha localizado el virus) contienen sangre fetal, y es al nivel de esta cubierta de trofoblasto donde ocurre el intercambio feto-materno», explicó la médica.

Cohen es una de las investigadoras que trabaja para determinar la prevalencia de infección por el virus Sars Cov-2 en la placenta de mujeres que dan a luz en Sheffield, sus características histológicas, virológicas e inmunológicas.

La especialista subrayó que su hipótesis es que «a este nivel ocurre la transmisión viral de la madre al bebé» y aclaró que «si bien aún se está investigando, un análisis publicado en mayo en el Reino Unido detectó que había 5 mujeres con Covid-19 cada 1.000 embarazadas «.

La patóloga aclaró que «sólo 12 (2,8%) de los bebés nacidos de las 427 embarazadas infectadas» de ese país fueron positivos de Covid», señaló que esos niños «pueden ser asintomáticos» y dijo que en algunos casos «pueden nacer antes y en un porcentaje menor morir en el vientre materno».

Aunque apuntó que «su evolución al nacer en general ha sido buena» y que «la mayoría de esos niños fueron dados de alta rápidamente o tuvieron alguna complicación menor».

La especialista argentina rechazó que en esos casos la transmisión haya ocurrido por el canal de parto o, incluso, después del nacimiento al graficar que «los bebés que nacieron con virus o con anticuerpos contra éste han nacido tanto vía vaginal como por cesárea» y aclaró que en algunos casos «la madre dio a luz con las medidas de protección».

En ese sentido, manifestó que «la infección fue responsable del parto prematuro en algunos casos» y expuso que «la mortalidad materna por Covid-19 se estima en 1 de cada 18.000 embarazadas».

Por otro lado, fundamentó su postura al destacar que el 12 de mayo «un estudio de Wuhan describió el caso de un recién nacido de madre infectada que presentaba anticuerpos contra el virus a las 2 horas de vida, indicando que el bebé estaba ya infectado en el útero materno».

Dos días después, un estudio de Bérgamo, Italia, «demostró la presencia del virus en el hisopado nasal de dos bebés nacidos de madres infectadas» y detalló que los estudios revelaron que el virus «se localizaba en las células del trofoblasto de las vellosidades de la placenta».

«Sin embargo en ciencia todo debe probarse con evidencia, y las investigaciones están aún lejos de concluir», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *