3 de diciembre de 2020

Un bebé cayó en un balde de agua fue reanimado por Policías.

Tiene 1 año y 3 meses y ya está fuera de peligro. El accionar policial permitió al niño recuperar la consciencia y tener contacto con sus padres antes de llegar al hospital.

En la tarde de este domingo 7, policías lograron reanimar a un bebé de 1 año y tres meses en Sáenz Peña que cayó dentro de un balde con agua, ya se encuentra fuera de peligro. Según informó la Policía del Chaco, «los vecinos, con gritos de auxilio detuvieron al móvil que se encontraba circulando por el barrio Mitre (Sáenz Peña). Los agentes subieron al patrullero, junto al padre, e iniciaron RCP, abriendo paso con sirenas y destellos para trasladarlo a un centro de salud».

Se le practicó una reanimación cardiopulmonar al bebé que se había caído a un balde con agua. «El hecho se registró cerca de las 18.25, cuando el oficial subayudante Federico Santana y el agente Eric Gómez, realizaban recorridas de prevención por el barrio Mitre y al llegar a la calle 47 entre 12 y 14, un grupo de vecinos los detuvo pidiendo auxilio, ya que un bebe cayó al agua y estaba inconsciente», informan desde la fuerza.

Subieron al niño y a su padre al patrullero. Mientras el chofer conducía con las sirenas y destellos encendidos hacia el centro de salud, el otro efectivo puso en prácticas sus conocimientos y comenzó a realizarle reanimación cardiopulmonar.

El padre del bebé cuidándolo en el hospital 4 de Junio.

Al llegar al centro de salud del barrio Néstor Kirchner, ubicado frente a la comisaría, fue asistido por una enfermera, quien continúo con la reanimación al menor, hasta que recobró la conciencia. A los pocos minutos, se hizo presente la madre del niño, quien contó que «estaba en la casa de su hermana amamantándole y luego dejó que caminara, yendo hacia la parte trasera de la vivienda y como no regresaba fue a verlo, encontrándolo dentro de un balde con agua inconsciente e inmóvil».

Una ambulancia trasladó al menor, hasta el sector de terapia intensiva de Pediatría del Hospital 4 de Junio, «donde una doctora informó que el menor se halla fuera de peligro, quedando en observación para realizar otros estudios más complejos». «Afortunadamente, la ayuda de los policías tuvo sus frutos, ya que el niño recuperó la consciencia antes de llegar al hospital, pudiendo tener contacto con sus padres, quienes se mostraron muy agradecidos con los efectivos que intervinieron», concluyeron desde la Policía.

Deja una respuesta