1 de diciembre de 2020

«No obligamos a trabajar a nadie”, aseveró la ministra de Educación de la Provincia.

La ministra Daniela Torrente recogió las acusaciones propinadas desde el gremio de la Unión Personal Civil de la Provincia (UPCP) días posteriores y brindó una respuesta contundente ante la situación que le adjudicaron: “Si no necesitamos al personal administrativo en una etapa donde se triplicaron las acciones, entonces ¿para qué los necesitamos?”, disparó en declaraciones a Radio Provincia. 

Días previos, desde el gremio que contiene a una gran cantidad de empleados públicos acusaron a la ministra de Educación de obligar a los trabajadores a cumplir sus funciones de manera presencial, indicando que mediante esto se los estaría exponiendo a la situación de contagiarse con el virus COVID-19. 

“Nosotros no obligamos a trabajar a nadie”, despuntó la ministra, aunque reconoció que “no podemos funcionar sin las personas que están apoyando la estructura”. “Son personas esenciales que están cumpliendo las funciones de liquidar sueldos, resolver los problemas a los docentes que están trabajando, establecer la logística para distribuir los materiales”, explicó. 

No obstante, la ministra flexionó sobre las acusaciones y mencionó que “si no necesitamos al personal administrativo en una etapa donde se triplicaron las acciones, entonces ¿para qué los necesitamos?”. 

En ese sentido, la funcionaria destacó que “en todo momento se solicitó absoluta responsabilidad especialmente en que las personas no pueden estar trabajando en distancias muy cercanas y aglomeradas”, y explicó que incluso se realizaron turnos rotativos ante la situación, por lo cual, sostuvo nuevamente: “Si tuviéramos un Ministerio con más de 3.000 personas funcionando, y pudiéramos funcionar 3 meses sin esas personas ¿para qué los necesitamos?”. 

Deja una respuesta