25 de octubre de 2020

El reclamo de médicos del Perrando: “Subestimaron la situación desde el inicio”.

Esta tarde, personal del Hospital Perrando se manifestó sobre la situación que atraviesan por la «falta de insumos» en el marco de la pandemia, situación que se cobró la vida del Jefe de Terapia Intensiva, Miguel Ángel Duré, contagiado de Covid-19.

En la calle frente al nosocomio local, con barbijos y respetando el distanciamiento, médicos, enfermeros y empleados de Salud Pública expusieron la situación sanitaria por la que atraviesa la provincia.

Azucena Gallard fue una de las que tomó la palabra. “Nosotros somos los que ponemos el alma y el cuerpo todos los días delante del paciente, no los que están en las oficinas diagramando y nunca nos preguntaron lo que necesitamos”, dijo y agregó: “No necesitamos la foto de cajas y bolsas apiladas en depósitos ni una exhibición de una nota de lo que hay. La prueba la tenemos en el doctor Duré: el no tuvo los elementos necesarios, sabía el protocolo y lo ejecutaba pero en ese momento tuvo otras dos vidas que salvar, y eligió salvarlas aún poniendo en riesgo la suya”

Al igual que sus colegas, la doctora remarcó: “Necesitamos que nos escuchen, estamos mal y estamos muriendo”.

“El 20 de marzo, cuando había 9 médico infectados, apareció el primer protocolo precario cuando ya se lo habíamos hecho antes. Ahí comenzó la lucha y nos respondían con fotos de cajas que nunca vimos”, reclamó.

‘Subestimaron la situación desde el primer día. Hicieron alarde de la remodelación arquitectónica de dos salas de internación, las cuales actualmente no tienen camas y no tienen los insumos necesarios para la protección del personal de salud”.

“Quisieron silenciar a quienes mostraron la realidad del hospital en la pandemia, y en lugar de ser denunciantes de la misma, junto con ellos, optaron por hacer ‘oídos sordos‘ a dichos reclamos, y eligieron la ruta más fácil”.

“Nos trataron de irrespetuosos y poco solidarios en la única reunión que tuvimos. Incluso expresaron ‘estar cansados de nosotros‘”.

Con la voz entrecortada, Gallard afirmó: “Es el momento de decir basta. No vamos a firmar nada, lo único que vamos a firmar diariamente es el pedido de los equipos que necesitamos y vamos a seguir trabajando aunque sea con las últimas fuerzas, no se termina acá no solo por Miguel, sino por todos los que vienen”.

Por otra parte, un enfermero del área de Terapia Intensiva habló con este medio e hizo una fuerte declaración: “La pandemia marca el desnudo del hospital. Marca lo que viene pasando hace mucho tiempo en materia de infraestructura y equipamiento. Hay compañeros que se han contagiado. Es complicado”.

“Hay tipos de pacientes que no los conoces, tranquilamente pueden ser asintomáticos y los atendes sin equipos de protección. Es indispensable para todo el personal de salud, sino ocurre esto –la muerte de Duré-“, dijo y afirmó que “los médicos se han comprado mamelucos, barbijos N95 y gafas protectoras”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *