25 de octubre de 2020

Después de los drones, los contrabandistas usan un bote a control remoto en el río Paraná.

Desde el cierre del Puente de la Amistad, los contrabandistas recurren al ingenio de todo tipo para hacer circular mercadería ilegal entre Paraguay y Brasil. Autoridades brasileña incautó un bote eléctrico operado por control remoto cargado con teléfonos celulares que se introdujeron de contrabando.

La incautación fue realizada por el equipo de la Capitanía del río Paraná (CFRP), en el lugar conocido como “Curva de Dentão”.

En el momento del arresto, los agentes no pudieron identificar a los operadores de juguetes. Los productos fueron enviados a la Aduana de la Renta Federal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *