28 de octubre de 2020

Hoteleros y gastronómicos Chaqueños, solicitan medidas urgentes para sostener las actividades.

Hace 105 días el sector hotelero-gastronómico de la provincia se encuentra paralizado por el aislamiento social, preventivo y obligatorio para mitigar los efectos negativos de la pandemia por COVID-19. Esto generó una severa crisis que puso en peligro a cientos de empresas que no pueden sostener sus emprendimientos y corren riesgo de ir a la quiebra. Con un panorama para nada adelantador, los empresarios solicitan medidas urgentes para «lograr sobrevivir y no dejar a sus empleados sin trabajo».

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) brindó en las últimas semanas un duro pronóstico de sostenibilidad económica del sector, en el que aseguraron que el 65% de los hoteles y el 75% de los bares y restaurantes de la República Argentina están en riesgo de cierre, poniendo en riesgo el empleo directo de unas 650 mil personas. Ante este difícil panorama, la presidenta de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines del Chaco, Verónica Mazzaroli, aseguró que las perspectivas para este sector «no son nada alentadoras», porque si bien algunos comercios se encuentran trabajando a través del servicio de delivery o el take away, muchos ni siquiera pueden abrir sus puertas y se encuentran con ingresos “cero” desde principios de marzo.

Mazzaroli informó que ya son varias las empresas chaqueñas que han tenido que cerrar sus puertas ante la imposibilidad de poder trabajar y agregó que “si esta situación continúa igual, existe un peligro real y concreto de que muchas empresas cierren definitivamente sus puertas”. “Después de 100 días es imposible sostener una empresa con ingresos cero, cumplir con los salarios del personal, la carga impositiva, aportes patronales y costear las deudas generadas en los últimos meses para sobrevivir a la cuarentena”, aseveró.

Si bien muchos emprendedores pudieron acceder a las líneas crediticias flexibles y con bajas tasas que brindó el Estado, la representante de los empresarios aseguró que esta herramienta sirvió solamente para paliar los primeros tres meses de emergencia y que actualmente la situación «es caótica», porque además de no poder afrontar los gastos corrientes, también tienen que comenzar a abonar las cuotas de los préstamos que solamente tenían 90 días de carencia. “Pedimos la extensión de los tiempos de gracia por la extensión del aislamiento, pero no pasó nada y muchos seguimos con caja cero”, expresó la titular de la asociación de hoteleros y gastronómicos.

Ley de emergencia y medidas urgentes

Los bares y restó se encuentran cerrados desde mediados de marzo y muchos tienen ingresos «cero».

El principal pedido de este sector para afrontar la crisis provocada por la pandemia, es la sanción de la ley de emergencia para el sector hotelero y gastronómico. Entre otros puntos establece la exención impositiva, la prórroga de los alquileres y crédito flexibles a tasa cero para capital de trabajo. Esta iniciativa se encuentra en el Congreso de la Nación y se convertiría en una importante herramienta de “alivio y oxigenación” para que empresas de todo el país obtengan beneficios para subsistir.

A nivel provincial, Verónica Mazzaroli informó que los empresarios solicitan una ley provincial que autorice la eximición impositiva, de las tarifas de energía eléctrica y agua potables, así como el acceso a créditos tasa 0%. “Esto nos permitiría tener un alivio y una ayuda para poder subsistir hasta que nos acomodemos financieramente”, expresó.

Flexibilización en el horizonte no muy lejano

La dura crisis obliga casi al pedido desesperado de los empresarios para que el Gobierno autorice una flexibilización de la actividad y poder trabajar con clientes reducidos respetando estrictamente los protocolos de bioseguridad vigentes. “Hemos presentado los protocolos que fueron avalados por el Ministerio de Salud de la Nación para poder retomar la actividad con el 50% de capacidad en los locales o aunque sea en lugares exterior para obtener algo de ingresos, pero la actual realidad sanitaria de la provincia es poco alentadora”, agregó Mazzaroli.

De todas formas, la representante del sector en la provincia manifestó que esta posible flexibilización tampoco servirá para paliar la dura realidad de las empresas, ya que la recesión económica que vive el país y la provincia, seguramente, repercutirá en el caudal de ventas necesario para la subsistencia de las empresas. “Ya veníamos de una crisis económica  de varios años y este pandemia fue el tiro de gracia, por lo que si no recibimos el acompañamiento del estado será difícil que muchas empresas puedan sobrevivir”, expresó la representante gastronómica.

Sigue la disputa con Pedidos Ya

En medio de la crisis que atraviesa el sector gastronómico, los empresarios capitalinos continúan con una disputa con la plataforma de venta en línea de comidas Pedidos Ya, por el excesivo costo de las comisiones por ventas y la aplicación de multas que consideran “abusivas y excesivas”. Mazzaroli explicó que desde hace dos meses se inició una negociación con la plataforma nacional para que reduzca el costo de sus comisiones por venta.

Teniendo en cuenta la pandemia por COVID-19, el sistema de entrega a domicilio se ha constituido en la principal herramienta para tener ventas y sostener los emprendimientos, por lo que desde la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos aseguran que Pedidos Ya se aprovecha de su situación casi “monopólica” y cobra comisiones abusivas a los comercios locales. “Hubo un aprovechamiento de la situación y por eso subieron las comisiones. Además aplicaron modalidades extorsivas, ya que ejecutan un sistema de multas a los comercios por supuestas demoras que no existe bajo la amenaza de suspensiones dentro de la plataforma, algo que sería letal para los emprendimientos”, concluyó Mazzoroli.

Los comercios de Resistencia insisten en que las comisiones aplicadas por la plataforma Pedidos Ya son «abusivas y excesivas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *