28 de noviembre de 2020

México es el sexto país con mayor número de muertes.

México superó a España en número de muertos por coronavirus y se ubicó en el sexto lugar mundial en mortalidad por la pandemia, con 28.510 casos. Según los últimos datos oficiales, México alcanzó los 231.770 contagios y está muy cerca de Irán, que con 232.863 es el décimo país con mayor número de infecciones.

El director de Epidemiología del Gobierno mexicano, José Luis Alomía, subrayó que los datos de las últimas 24 horas reflejan una «tendencia de desaceleración de la transmisión».

Sin embargo, algunos epidemiólogos locales han alertado que la pandemia no ha sido «domada» como sostiene el presidente Andrés Manuel López Obrador.

«En las últimas cuatro semanas hemos ubicado una pandemia sin control», señaló la epidemióloga Carolina Gómez, de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, al hablar sobre la «nueva normalidad», en la que el país vive desde el pasado 1 de junio.

En esta nueva normalidad, que marcó el inicio de la reactivación económica en el país, en México se registraron 138.335 infecciones y 18.343 defunciones.

El 1 de junio había en el país 93.435 casos y 10.167 muertos, y la primera infección se notificó el 28 de febrero y la primera muerte el 18 de marzo pasados.

Para Gómez, las autoridades mexicanas «debieron haber retrasado las decisiones» que derivaron en la reactivación de actividades económicas, aunque admitió que el confinamiento trajo complicaciones económicas a muchos mexicanos, informó la agencia de noticias EFE.

Insistió en que la mejor manera de cortar la propagación del virus sigue siendo el distanciamiento social y las medidas de higiene, por lo que sin duda ha hecho falta insistir en el uso del cubrebocas y realizar más pruebas para detectar la enfermedad.

A su vez, el epidemiólogo Rogelio Navarrete dijo que el país requiere un adecuado sistema de vigilancia epidemiológica para que «no se escape un solo caso y que no escape un solo contacto», porque de lo contrario, se estará sin rumbo.

Para Alejandro Macías Corona, epidemiólogo y excomisionado de infuenza, la estrategia de mitigación ha sido positiva porque eso ha permitido que el sistema de salud no colapse.

Pero, en su opinión, hace falta más pruebas de detección temprana, algo que el gobierno considera «improcedente».

«Insistimos: es improcedente el planteamiento de hacer pruebas generalizadas para diagnosticar Covid-19», escribió ayer en Twitter el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Deja una respuesta