24 de octubre de 2020

El cantante de Los Enanitos Verdes regresó a Mendoza, se reencontró con la mujer en quien se inspiró para “Tus viejas cartas” y se casó después de 32 años sin verse.

Es verdad que los compositores no siempre viven las historias sobre las que hablan sus canciones. De hecho, a muchos autores prolíficos les resultaría imposible tener tantas experiencias de vida como para contar en las letras que escriben casi a diario. Sin embargo, cada tanto, aparece un tema que esconde una pena de amor real. Y ese fue el caso de Tus viejas cartas, uno de los clásicos hits de Los Enanitos Verdes.

El tema fue compuesto por Marciano Cantero, líder de la banda, allá por los años ’80. Y estaba claro que, cada vez que lo cantaba, un dejo de nostalgia recorría su cuerpo y se adueñaba de su voz. ¿Cuál era el desengaño que escondía esta letra? Pues, como era de esperar, la respuesta está en un nombre. Y ese es Viviana. El músico tenía apenas 21 años cuando, en 1981, la conoció en su Mendoza natal. Y se enamoró perdidamente de ella. Pero, después, la vida lo puso en una encrucijada.

En 1984, el grupo compuesto por Felipe Staiti en guitarra, Daniel Piccolo en batería y Marciano en voz, fue elegido como Revelación el el Festival de la Falda. Y este fue el impulso que necesitaba la banda para decidirse a mudarse definitivamente a Buenos Aires, con el gran objetivo de grabar su primer disco. Pero claro, este nuevo proyecto, era incompatible con el noviazgo de Cantero que, sin discusión de por medio, terminó a poco más de dos años de haber comenzado.

“Cuando nos fuimos con Los Enanitos dejamos de salir porque yo tenía que seguir, pero nunca tuvimos una pelea, terminamos bien”, recordó el compositor en diálogo con Bebe Contepomi para Todo Lo Demás También, en Mega 98.3. Y así fue como se terminó la pareja, pero no el amor…

En una época en la que no existían los mails, los mensajes de texto, los whatsApp y, mucho menos, las redes sociales, el contacto entre Marciano y Viviana siguió por correo. Ella le mandaba misivas que él recibía en Buenos Aires. Y que, evidentemente, guardaba con tesón. Así fue como, estando de gira en Bogotá, un día el compositor se inspiró en esas cartas para escribir uno de sus más recordados temas.

“Siempre me preguntaba porque había pasado todo lo que pasó, la letra refleja el dolor de ese momento”, explicó el artista. La canción, que fue incluida en el famoso disco Contrarreloj de 1986, tenía una frase que quedará para siempre grabada en los jóvenes de la época cuando se preguntaba: .“¿Y dónde quedó ahora, esa hermosa ilusión?”.

Pues bien, parece que esa ilusión se mantuvo intacta por más de 32 años. Hasta que, finalmente, en 2018 Marciano y Viviana se reencontraron en la tierra del buen vino. Y pudieron darle a esa historia un cierre de telenovela. “Afortunadamente nos volvimos a encontrar y nos casamos el año pasado”, relató Cantero, quien decidió radicarse nuevamente en la ciudad que lo vio crecer junto a su amor de la juventud.

Por supuesto que la banda liderada por Mariano sigue trabajando activamente. A punto de cumplir 40 años desde sus inicios, se convirtió en el grupo de rock argentino más escuchado en Spotify. Y, aunque hoy la pandemia del coronavirus puso en pausa sus giras, Cantero deberá retomar sus viajes en cuanto se habiliten los espectáculos masivos. Pero claro, esta vez, hará base en su casa mendocina junto a la mujer que, a pesar de los años, sigue ocupando un lugar de privilegio en su corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *