2 de diciembre de 2020

Dos remiseros de Miramar que quisieron ingresar al Chaco pusieron en alerta a la ciudad costera.

El partido de General Alvarado de la provincia de Buenos Aires entró en conmoción al conocer que dos remiseros de Miramar, su ciudad cabecera, trajeron a un pasajero hasta el Chaco, violando de esta manera todos los protocolos y normas establecidas en plena pandemia por la COVID – 19. Según informa el sitio infobrisas.com, las alarmas se encendieron en las últimas horas ya que el distrito no registra casos de la enfermedad y se encuentra en fase 5.

El director de Tránsito y Nocturnidad de General Alvarado, José Casas, en diálogo con Radio Brisas, detalló que los remiseros mintieron en el retén de la localidad, pasaron por la ciudad de Mar del Plata y de ahí siguieron con su trayecto de 1.400 kilómetros hasta el Chaco donde finalmente fueron rechazados por las fuerzas de seguridad que se encuentran en los controles.

«El día 3 de julio salieron en un vehículo de una remisería local y adujeron que iban a hacer una reparación de la unidad en Balcarce, contaban con todos los permisos y se los dejó”, detalló el funcionario de la ciudad costera. Agregó que el día 5 volvieron, y en esa oportunidad se informó el hecho por lo que Casas ordenó a los policías que los infraccionen porque ya habían pasado 48 de su salida. “Ante esta situación fue que contaron la verdad», sostuvo el funcionario municipal.

Casas precisó que los conductores pasaron por Mar del Plata donde abordó un pasajero, lo llevaron hasta uno de los ingresos a Chaco y ahí no los dejaron ingresar. Después de eso, dejaron al hombre en Santa Fe y recién volvieron. «No habían avisado ni siquiera a la remisera», agregó.

En sintonía, los pasajeros fueron aislados y se busca establecer los contactos que tuvieron en su recorrido.

«Seguimos con cero casos y espero que Dios nos siga acompañando; necesitamos el acompañamiento de la sociedad para seguir en la fase 5», concluyó.

Deja una respuesta