30 de octubre de 2020

El mecánico que fuera “escrachado” por el gobierno tuvo miedo de entrar a Formosa.

Diego Andrés que había conseguido de la justicia federal una resolución para que en 72 horas el gobierno de Formosa le dijera cuando iba a entrar decidió volver a Roque Sáenz Peña por temor a que le pasar algo a él o a su familia en la provincia. No podrá ver a sus dos hijas.

Nuevamente dos canales de Buenos Aires se encargaron de recordarle al gobierno de Formosa que hace 38 días tienen abandonados a un grupo de formoseños en la frontera con Chaco.

Tanto TN como Canal 9 tuvieron el día de ayer una cobertura en vivo desde Puerto Eva Perón en contacto con varios de las personas que piden ingresar a la provincia.

Uno de ellos, Diego Andrés, quien presentara un Habeas Corpus a través de los abogados, Carlos Lee y Fabrizio Villagi Nicora, se mostró abatido por todo lo que tuvo que pasar desde que no pudo volver a Pirané, el lugar donde se demostró residía a pesar de ser chaqueño.

Fernando Carbajal dispuso además como medida correctiva que en el término de 72 horas de notificada la presente resolución, el Consejo de Atención integral de la Emergencia Covid-19 de la Provincia de Formosa en tanto autoridad de aplicación del programa de ingreso ordenado a la Provincia deberá hacer público los criterios generales para otorgar los ingresos al territorio de la Provincia de las personas que así lo han solicitado, con el cargo de notificar al accionante, Diego Daniel Andrés la fecha en la cual podrá hacerlo, en los términos y límites establecidos en los considerandos precedentes.

Pero Diego Andrés tenía decidido hasta el día de ayer, abandonar sus intenciones de ingresar a Formosa y volver con sus padres que lo fueron a buscar a la ciudad de Roque Sáenz Peña en el Chaco.

“He decidido abandonar y volverme para la casa de mis padres que me vinieron a buscar” afirmó Diego y luego continuó explicando que sentía “Impotencia”.
Después de más de 30 días de esperar, dijo que la decisión la tomó porque, “Hay cosas del gobierno que no me gustan, que se trató de ensuciarme y la gente de Pirané que tengo muchísimos amigos conocidos saben que no es así. Soy una buena persona, laburador y tengo miedo de pasar y que me pase algo”.

Agregó que: “Tengo que ser fuerte porque tengo tres nenas. Me siento presionado por un par de hechos en el pueblo donde vivía. No me gusta esta situación y no sirvo para esto. Mis hijas no lo saben porque no me siento bien como para hablarlo”.

Explicó que con su mujer tuvieron problemas pero aclaró que fue ella misma la que salió a desmentir lo de los medios oficialistas: “Trataron de ensuciarme de todas formas y por todos lados y no te pueden impedir estar con tu familia. Dijeron que yo no estuve en el Colorado y tengo todas las pruebas”.

Aclaró además que todas las personas que estaban con él en Puerto Eva Perón estaban ansiosas por la noticia de que se reanudó el ingreso administrado a la provincia.

El periodista de canal 9 opinó que le parece increíble que se tomen el tiempo hasta el lunes como si la cuestión no fuera urgente, “Ya estuvieron 38 días, quedate cuarenta ya que estás” ironizó.

“Me voy, hicieron toda esta movida de tratar de injuriarme, de ensuciarme entonces tengo miedo de pasar para hacer la cuarentena y que me pase algo. Tengo miedo por eso no paso” aseguró.

A la pregunta de si en Formosa había una mafia o un abuso de poder, contestó: “No quiero hablar mucho porque tengo mi familia allá”.
Relató además que el gobierno dijo que: “Mi mujer pedía por favor que no me dejen ingresar y todo eso siendo que ella misma aclaró que todo eso era mentira”. Fuente: El comercial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *