20 de octubre de 2020

Allanan la sede del Sindicato de Trabajadores Municipales en Resistencia por supuesta evasión y lavado.

Esta investigación apunta a determinar “la existencia de una financiera en la cual un grupo de personas, no determinadas aún, volcó dinero para que a su vez se hagan préstamos a los trabajadores municipales”, aseguraron las fuentes judiciales consultadas. La base sobre la cual trabaja la Justicia tiene como hilo conductor que “ese dinero volvería a las arcas del Sindicato a través de los descuentos mensuales que realiza el municipio a los agentes municipales”.

Implicados

Según se desprende del requerimiento que el fiscal Patricio Sabadini elevó a la jueza Zunilda Nirempreger, el secretario General y el secretario Adjunto del STM, Jacinto Sampayo y Dario Sardi, llevaron a cabo maniobra a través de las cuales utilizaron la estructura sindical «para canalizar el ingreso de fondos provenientes de inversores particulares para luego ser volcados a préstamos otorgados a empleados municipales, operatoria llevada a cabo en forma irregular y por afuera del sistema financiero al tratarse de una entidad cuya finalidad y objeto no comprende actividades de este tipo».

El escrito aclara que si bien como sindicato podría conceder algún tipo de préstamo o ayuda a sus afiliados tal posibilidad sería factible siempre que lo fondos otorgados en préstamos sean propios y provengan, por ejemplo, de lo recaudado en concepto de cuota sindical, «no así del aporte especulativo de particulares pactado bajo tasas usurarias, lo que supone el cobro de tasas más elevadas aun a quienes en definitiva y en el último eslabón solicitan prestamos que son ni nada más ni nada menos los empleados municipales».

Tras esto se procedió a una investigación en la cual, según manifiesta el escrito, se determinó que «dichos aportes de particulares, como no podían ser registrados bajo alguna modalidad legal, comodato por ejemplo, se garantizaban o aseguraban mediante el otorgamiento de un cheque de pago diferido, cuyos montos se cubrían cuando la municipalidad efectuaba los pagos mensuales al Sindicato bajo los rubros de aporte sindical por cuota social, aporte Extraordinario (conocido como bingo) y por último (aquí lo importante) Servicios de Proveeduría y Prestamos al afiliado, siendo este último el rubro a través del cual se canalizaron los fondos de particulares que luego de ser volcados a préstamos a empleados, reingresaban al sindicato cuando el municipio descontaba a los trabajadores municipales este rubro».

Denuncia anónima y del municipio

La investigación llevada adelante por la Fiscalía nació el día 22 de abril cuando en dischas oficinas se recepcionó un sobre cerrado conteniendo escrito sin firma y copia de documentación bancaria, de los cuales surge el conocimiento de la posible comisión de un hecho ilícito.

Con motivo de dicha presentación se conformó la Investigación Preliminar, en el marco de la cual se llevaron a cabo aquellas medidas necesarias a los fines de comprobar o descartar los hechos descriptos en la presentación.

Mientras la presente investigación tramitaba, el día 28 de mayo del corriente, ingresó a esta Fiscalía una denuncia suscripta por el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez en la cual se detalla los montos que desde el Departamento Ejecutivo municipal se giran al Sindicato.

Ante esta situación y luego de un analisis pormenorizado de las denuncias, la Fiscalía solicitó se cite a prestar declaración indagatoria a Sampayo, Sardi y suma además a Facundo Sampayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *