27 de noviembre de 2020

Nueva alarma sobre el estado del puente, la fatiga causada por los camiones.

La Dirección de Vialidad Nacional advirtió a través de un contundente informe técnico por la fatiga que se produce en el Puente General Belgrano debido a la carga de camiones que quedan estacionados a media calzada.

“Estamos pidiendo a Corrientes que estudie la forma de modificar los controles para no almacenar el tránsito arriba del puente”, dijo a El Litoral Carlos Londra, jefe del distrito Corrientes de Vialidad Nacional. 

El funcionario insistió en “que no se trata de un riesgo de colapso de la estructura, pero sí que hay elementos del puente que pueden sufrir problemas, como lo detalla el informe, por lo que no tiene sentido su carga innecesaria”. 

El informe en cuestión destaca “la importancia de evitar congestiones de tránsito sobre los viaductos de acceso y principalmente sobre el puente atirantado, con el fin de atenuar la fatiga de  elementos vitales de la estructura, reducir riesgos de graves accidentes y mantener la confiabilidad de esta importante Conexión Física Interprovincial”.

De acuerdo con las declaraciones de Londra, son dos las alternativas posibles para evitar este problema. Una, es controlar el tránsito en la cabecera de Chaco para que los vehículos se acumulen en la zona del viaducto, pero la fila podría traspasar el peaje y provocar otros problemas de circulación en ese lugar. 

La otra alternativa es trasladar el puesto de control en Corrientes unas cuadras más adelante en la avenida 3 de Abril, y usar el doble carril central, o la colectora para almacenar el tránsito mientras se realizan los controles, y así evitar acumular peso en el puente. 

Funcionamiento anormal de la estructura

El jefe del distrito Corrientes de Vialidad Nacional también distinguió esta situación de otras demoras: “Cuando se produce un accidente el puente no queda cargado de una sola mano, en general se va compensando, y solamente un rato. El problema serio es que ahora la carga queda de una sola mano y durante mucho tiempo”.

El informe al que tuvo acceso El Litoral detalla que dada una congestión de camiones sobre el tramo atirantado del Puente Manuel Belgrano, cambian las condiciones aerodinámicas del mismo y que a pesar de la rigidez de su diseño, se intensifica el efecto de fatiga del sistema portante.

“Pretendemos no sobreexigir el puente porque en un estado de cargas combinado con viento no es bueno para la estructura, no tenemos que estar jugando con la situación anormal de su funcionamiento”, advirtió Londra. 

“El puente está calculado para soportar el tránsito y los vientos fuertes, el problema es cuando se combinan los esfuerzos. ¿Para qué vamos a forzar la situación si se puede realizar un operativo de control distinto?”, concluyó Londra. Fuente: El Litoral.

Deja una respuesta