19 de octubre de 2020

Resistencia avanza en la reactivación del transporte público de pasajeros.

Este martes, a las 11, se llevará adelante una reunión entre las autoridades municipales y representantes de la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (FATAP), la Cámara de Empresarios del Transporte Automotor del Chaco (Cetach) y de la Subsecretaría de Transporte del Chaco para avanzar en la búsqueda de consensos en materia de transporte público de pasajeros que permitan la implementación de una nueva fase de servicio a partir del 25 de julio, cuando comience la desescalada de la cuarentena anunciada por el gobernador Capitanich el pasado sábado y que todavía no cuanta con el decreto correspondiente.

El subsecretario de Transporte de Resistencia, Luis Cabrera, explicó a esta Agencia FOCO que esta nueva etapa de desescalada del aislamiento social preventivo estará marcada por la construcción de consensos con los distintos sectores de la ciudad y por el cambio de paradigma de intervención del Municipio, en donde se sustituirá el actual estado policial coercitivo, por un estado mucho más ciudadano a través de establecer hábitos de autoprotección sanitaria. “En el marco de los consensos y a través de implementar la autoprotección, vamos a implementar protocolos y medidas acordes para esta etapa”, agregó Cabrera.

El funcionario adelantó que muchas medidas para el restablecimiento del servicio están definidas, pero aún resta la firma del correspondiente decreto del gobernador Jorge Capitanich para poder definir detalladamente las características, frecuencias y capacidad de las unidas del servicio de transporte público de pasajeros.

Frecuencias y capacidad de las unidades

Con respecto a la capacidad de las unidades, Cabrera expresó que desde el Municipio de Resistencia consideran que las empresas de colectivos tienen que volver a circular con el máximo de pasajeros disponible, cumpliéndose con los protocolos se bioseguridad vigentes. “Vamos a solicitar la instalación de paneles aislantes en todas las unidades, similar a la que utilizan taxis y remises, para separar las filas de asientos, así como se va a exigir el expendió de sanitizantes en las unidades para que puedan ser utilizadas por los pasajeros al subir y bajar de las mismas”, explicó el subsecretario.

En cuanto a la frecuencia del servicio de colectivos, el responsable del transporte en el Municipio de Resistencia manifestó que la misma estará atada a la cantidad de servicios y actividades que se habiliten en el decreto que formará el gobernador de la provincia. “Cuando se habilite el trabajo en la administración pública provincial o en los servicios de justicia, se tendrán que incrementar las frecuencias del transporte público”, agregó. Pero el funcionario resaltó que a partir del 25 la frecuencia mínima a implementarse no será la misma que se utilizaba antes del último endurecimiento de la cuarentena, con un coche cada hora, sino que también se incrementará.

El funcionario municipal aseguró que todas estas medidas estarán acompañadas por una fuerte campaña de difusión sobre la higiene personal y cuidados necesarios para combatir a la COVID-19. “Creemos que hay que encarar un abordaje multidimensional, donde la cuestión económica debe estar abordada a la par de la cuestión sanitaria”, aseveró.  “Cuando se reduce la capacidad de pasajeros se genera un gran déficit para las empresas de colectivos, así que se trabajará en un esquema de funcionamiento que permita el respecto de las medidas biosanitario y que sea rentable para los empresarios”, expresó Cabrera.

Otro de los puntos importantes informados desde el municipio, es que la Subsecretaría de a Transporte de Resistencia montará postas fijas de control de unidades en las distintas cabeceras de las líneas de colectivos, donde se procederá a la inspección del cumplimiento de las medidas de saneamiento de las unidades, así como se controlará el cumplimiento de los horarios y frecuencias.

Taxis, remises y transporte de cargas

En lo que respecta al funcionamiento de taxis y remises, Luis Cabrera informó que continuarán prestando servicios con el estricto cumplimiento de las medidas de bioseguridad actuales, pero se analiza habilitar la circulación de todas las unidades dejando sin efecto la circulación según el número de las patentes.

Para el transporte de cargas también se trabaja en un nuevo esquema de funcionamiento a través de corredores exclusivos, así como las frecuencias y horarios para transportes no habilitados en Resistencia que podrá comenzar a trabajar después del 25 de julio. “Estos carriles exclusivos, horizontales y verticales, permitirán reactivar gran parte del transporte de cargas en la ciudad beneficiando a muchos sectores y a los vecinos”, concluyó el subsecretario de Transporte de Resistencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *