27 de noviembre de 2020

Avanza la obra en la esquina de Wilde y La Rioja que permitirá resolver un problema histórico de anegamiento en épocas de lluvia.

El intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, supervisó la marcha de la obra de la avenida Wilde y calle La Rioja, donde se ejecuta el Plan de Refuncionalización de Desagües y Bacheo. Teniendo en cuenta que este miércoles se colocaron nuevos caños y con una tecnología de última generación, se prevé que en un breve lapso de tiempo, este importante sector sea habilitado para el tránsito y brinde una solución a largo plazo para evitar los anegamientos en tiempos de lluvias torrenciales.

“Trabajamos en sanear todo el sistema hídrico de Resistencia, y entre ello, tenemos grandes conductos con 50 años de antigüedad, que por el paso del tiempo padecieron fisuras y hundimiento”, observó el Intendente.

“En esta esquina de avenida Wilde y calle La Rioja hay históricos anegamientos que desembocan en la Lavalle, producto del hundimiento de un conducto muy grande, por eso y como parte del proceso de refuncionalización de desagües, insertaremos piezas de caño corrugado de tramos de 6 metros, totalizando 24 y de esta manera devolver la pendiente”, subrayó.

Martínez recordó que detectaron en este sector del macrocentro capitalino una serie de fisuras con socavación del entorno del suelo y que ello provoca la pérdida del nivel de escurrimiento. “Toda esta zona de la Plaza 12 de Octubre tuvo hundimientos que datan de bastantes años, que llegaron a ser de hasta 21 centímetros que desemboca en un conducto grande que va hasta la Laguna Avalos, provocando anegamientos importantes”, dijo el mandatario capitalino.

MÁS OBRAS

Por otra parte, el jefe comunal anunció que esta nueva metodología del Programa de Refuncionalización de Desagües se extenderá hasta la desembocadura de la avenida de Los Inmigrantes, cercana a la estación de bombeo. Destacó además que los trabajos se ejecutan con personal y equipos técnicos de la comuna.

“Ejecutaremos la corrección utilizando la misma tecnología para favorecer el escurrimiento y que beneficiará a los vecinos de Villa Universidad, son obras que resolverán problemas de este sector, afectados por el mal funcionamiento”, aseveró en relación al ubicado entre avenida Lavalle y el río Negro.

“Son factores que debemos afrontar, Resistencia es una Ciudad con napas altas, y se ven afectados conductos como este histórico. Esta es la época del año en que debemos trabajar y poner en condiciones los sistemas hídricos, limpiar las bocas de tormenta, cámaras, conductos entubados y los grandes canales de vuelco de agua hacia el rio Negro o el Canal 16, vitales para el escurrimiento”, manifestó.

“Esperamos que dentro de una semana podamos tapar este conducto y se recupere la circulación, trabajamos 11 días a pesar de 48 horas con lluvias y algunos feriados, se ejecutó la obra en tiempo récord”, puntualizó.

Martínez recordó que la ejecución del Plan de Recuperación del sistema hídrico “no es la solución definitiva, necesitamos mayor inversión para los desagües pluviales, por eso trabajamos en gestionar un programa de financiamiento al respecto”.

“Debemos seguir mejorando las condiciones de cada conducto, limpiar cámaras, alcantarillas, bocas de registro, ensanchar los canales y los sistemas internos de cada barrio”, finalizó.

WESTTEIN: “NUESTRO PLAN HÍDRICO ES VITAL”

En relación a este trabajo, el secretario de Servicios Públicos, Claudio Westtein indicó que “es una obra hídrica que durante mucho tiempo estuvo en una situación complicada, no solo por el conducto sino también para el tránsito vehicular”. “El intendente nos brindó un fuerte apoyo logístico para llevar adelante esta obra, maximizando todos los esfuerzos posibles para este trabajo muy anhelado por los vecinos”, agregó.

El funcionario reconoció que “era una prioridad atender esta obra y, por suerte, el tiempo nos dio una tregua porque si llueve va a ser un problema, por eso estamos trabajando bien para que se tenga el menor impacto posible”.

“Es vital este plan hídrico lanzado por Gustavo Martínez para que todos los conductos se encuentren en óptimas condiciones. Tenemos planeado seguir frente al Domo del Centenario, una vez que terminemos aquí y luego en otros sectores con trabajos completos para que todos los barrios tengan soluciones definitivas”.

DETALLES TÉCNICOS

A su vez, el Director de Pavimentos y Conservación municipal, Fabián Bravo, brindó detalles técnicos de la obra. Se colocaron cuatro caños de seis metros de largo y de 1.550 milímetros de sección “que ayudarán a solucionar los problemas de este viejo conducto de casi 50 años de antigüedad y que se hundió en varias oportunidades”.

“Hubo cinco fisuras, dos muy grandes, ya sea por tener napas bajas con el agua que salía del conducto y lavaba el suelo o al revés, con napas altas que provocaba el ingreso y luego socavaba el suelo, y por consiguiente se producían hundimientos del hormigón y se creaba un bache”, indicó.

“Esperamos que la obra dure más de 20 años y trabajamos en otros desagües antiguos de la ciudad”, puntualizó.

Deja una respuesta