28 de noviembre de 2020

La mexicana Sonia Reyes se posiciona entre las mujeres que mandan en la escena latina.

La cantante y actriz mexicana Sofía Reyes que acaba de lanzar su dueto con Piso 21 «Cuando estás tú», dijo que en Los Ángeles, la ciudad donde está radicada, «los latinos se movilizaron junto a la comunidad afroamericana por el asesinato de George Floyd y el racismo policial».

Durante una entrevista Reyes se mostró como parte de ese movimiento: «Tengo la sensación de compartir estas herramientas que tengo para ver la vida. Mis padres me han enseñado a ver la vida de otra manera y es una cosa que me nació a raíz de todo esto que estamos viviendo ahorita», aseguró.

La nacida en Monterrey comenzó trabajando en la TV mexicana, luego formó parte de un grupo juvenil femenino y se marchó a Los Ángeles a estudiar música y allí la fichó Prince Royce para su sello discográfico.

Su primer single fue «Muévelo» con Wisin y le siguieron «Conmigo-Rest of Your Life» junto a Kendall Schmidt, «Solo yo» en un dueto junto a Prince Royce. En su disco debut «Louder» se sumaron «Llegaste tú» en colaboración con Reykon y «How to love» con Cash Cash.

Luego llegaría el hitazo «1, 2, 3» junto con Jason Derülo y De La Ghetto, más tarde «R.I.P» con Rita Ora y Anitta.

Este año ya publicó «Idiota», «Lo siento» con el español Beret, «Whoopa» con Farina y «Cuando estás tú» con los colombianos de Piso 21.

¿Esta cuarentena te resultó productiva? ¿Pudiste sentarte a componer?

La verdad que siento que se me dio bien, viéndole el lado positivo, porque estaba viajando mucho, me había subido al tren y una vez que hago eso no paro. Estuve en mi casa, que me acabo de mudar hace poco, y me vino bien estar más tiempo conmigo, meditar, leer, reconectar conmigo mismo. Todo eso lo necesitaba y siento que la cuarentena para eso me ayudó bastante. No he dejado de escribir, más bien al contrario. Estuve trabajando muchas baladas, canciones un poco cortavenas que está bueno porque no he sacado tantas de esas. Hace como tres semanas regresé al estudio con mi productor, pero no hemos parado de crear y se dio una etapa muy bonita donde trato de enfrentar este momento de desesperación. También ha sido lindo poder conectar, hacer llamadas y escribir con amigos con los que había tenido ganas de escribir hace mucho y no teníamos el tiempo.

Querés mezclar lo latino más bailable con las piezas cortavenas? Da la impresión de que el latino espera una canción más sensual, pero también es lo que espera el mercado anglo.

Sí, estoy haciendo un poco de todo. Lo que es latino lo sigo haciendo igual porque me fascina, pero estuve buscando cosas con cumbia, reggaetón, un poco de trap… Ahorita estoy en un momento que estoy fluyendo, no me estoy poniendo limitantes, que la música llegue a donde tenga que llegar. Eso me ha llevado a un lugar mucho más creativo y más relajado, sin ningún tipo de estrés. Es muy interesante.

Hay un video de la canción «Idiota» que está muy interesante. ¿En qué te inspiraste? ¿Por qué elegiste ese look que tiene que ver con la estética de películas mexicanas de este último tiempo?

He estado muy metida en vestirme, en trabajar, buscando el talento mexicano que creo que hay que compartirlo. Especialmente, algo que tenga que ver con el norte de México, yo soy de Monterrey. Era un look que tenía muchas ganas de compartir y que en mi vida real me visto también, entonces en este proceso de encontrarme que vengo hace algunos años, en esta canción se representa. Trabajarlo con mis amigos de acá, vestirme tal cual. La música tiene que ver con la mexicana también, con la que crecí. Todo lo que está en esa canción, también hay mucho de humor negro, que es que me gusta un tipo que no me tira mucho y que es un idiota que no me está viendo, pero también soy una idiota yo. Ahora la escucho y yo solita me río de la canción, me gusta mucho.

¿Cómo ha sido el tema de la pandemia y el confinamiento en una gran urbe como Los Ángeles? ¿Ha pasado que la comunidad latina es más conciente y se quedan en casa?

Pues sí y no. La verdad que en México a la gente no le ha importado tanto, le estuve preguntando a mis amigos en Ciudad de México y está todo más relajado. También entiendo que mucha gente tiene que ir a trabajar. En Los Ángeles al principio se puso muy seria la cosa, no hay persona que no tenga su tapabocas, en el supermercado entra uno por uno, pero en el verano entiendo que la gente se puso un poco loca y pensaron en abrir, aunque volvieron a cerrar porque empezaron a haber más casos. De hecho, en la calle donde vivo quieren hacer una marcha. Ha sido un subibaja, porque han habido más casos y han vuelto a cerrar. Es todo un tema, nosotros y mi gente estamos muy concientes y nos hemos cuidado mucho. Yo lo veo mucho desde la falta de amor que hay en el mundo, al menos yo siento que uno puede realmente hacer un cambio alzando la voz y trabajando internamente, aunque suene muy cliché. Ahorita que estamos en cuarentena no hay mejor trabajo que hacer que encontrar el amor propio para poder cambiar.

Deja una respuesta