27 de octubre de 2020

Martín Guzmán dio detalles sobre los nuevos instrumentos para estimular el ahorro en pesos

El ministro de Economía, Martín Guzmán, remarcó la importancia de «ofrecer a la gente y a las empresas instrumentos que protejan sus ahorros», y dio detalles sobre los instrumentos estipulados en el proyecto de ley que fue enviado al Congreso para fomentar el ahorro y la inversión en pesos.

«En línea con los objetivos que nos planteamos en diciembre de 2019 de reconstruir el mercado de capitales en pesos, ayer dimos un nuevo paso: enviamos al Congreso de la Nación un proyecto de ley para incentivar el ahorro y el financiamiento en moneda local», indicó Guzmán a través de su cuenta oficial de Twitter.

En la presentación del proyecto ante el Congreso, el Ejecutivo planteó que «se propician medidas de incentivo de carácter tributario, a los fines de fomentar la inversión en instrumentos financieros emitidos en moneda nacional, en el marco del establecimiento de un sendero de crecimiento económico sustentable con inclusión social».

Según recordó el escrito, «el bajo dinamismo de las exportaciones y la difundida propensión a ahorrar en activos externos han generado reiteradas situaciones de estrangulamiento productivo por falta de divisas, como el que sucedió a partir de la crisis macroeconómica iniciada en 2018, generando devaluaciones, inflación y recesión».

En sus tuits, Guzmán indicó que con este proyecto «se busca nivelar la carga tributaria de los activos en pesos con cláusulas de ajuste respecto a los que tienen renta fija. Mientras se trabaja en resolver la problemática inflacionaria, es importante ofrecer a la gente y a las empresas, instrumentos que protejan sus ahorros».

En ese sentido, detalló que se exime del Impuesto a las Ganancias a los activos en pesos indexados (por ejemplo, con CER o UVA) y a otros activos en moneda nacional que se destinen a inversiones productivas, «corrigiendo así el tratamiento diferencial que tenían estos activos, que castigaba su uso».

El proyecto exime de Ganancias a los intereses originados en los depósitos en instituciones financieras, en moneda nacional, con cláusula de ajuste con el objetivo de promover integralmente el ahorro en pesos, eliminando la discriminación tributaria que tenían ciertos instrumentos financieros.

Para ello, afirmó el Ejecutivo, «se vuelve indispensable que las argentinas y los argentinos que confían en el peso con depósitos con cláusulas de ajuste también tengan beneficios impositivos similares».

Los depósitos en pesos con cláusula de ajuste han venido tomando importancia en el sector financiero en los últimos tiempos, recordó el escrito, que precisó que entre diciembre de 2019 y septiembre de 2020 crecieron 63,2%, al pasar de $21.425 millones a $34.595 millones.

Además, exime de Ganancias a los intereses y rendimientos producto de la colocación de capital en los instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a fomentar la inversión productiva, que a su vez quedarán dispensados del Impuesto sobre los Bienes Personales, que tendrá una franquicia para las obligaciones negociables emitidas en moneda nacional.

Con esta medida se busca atender la necesidad de que el Ejecutivo cuente con una nueva herramienta que incentive mediante la política fiscal el desarrollo de un mercado de capitales robusto que, al no estar dolarizado, canalice el ahorro financiero hacia el sector productivo y más divisas genuinas a través de exportaciones.

Adicionalmente, y con el propósito de fomentar la inversión en cuotapartes de fondos comunes de inversión y certificados de participación de fideicomisos financieros o valores representativos de deuda fiduciaria, que hubiesen sido colocados por oferta pública.

Por otro lado, Guzmán explicó que también estarán exentos del Impuesto a Bienes Personales las obligaciones negociables, los activos destinados a financiar inversión productiva y participaciones en Fondos Comunes de Inversión y Fideicomisos que inviertan en activos ya eximidos como por ejemplo títulos públicos, se establece una franquicia.

El proyecto incorpora «una serie de condiciones a efectos de gozar de determinadas exenciones, para asegurar que su tenencia no se corresponda con maniobras destinadas a ahuecar su base imponible», aclaró.

Finalmente, y con el claro objetivo de «no afectar los intereses de los pequeños y las pequeñas ahorristas», se dispuso que las limitaciones establecidas al goce de las exenciones «no sean aplicables a los depósitos en cajas de ahorro cuyos ingresos estén originados, entre otros, en el salario, jubilaciones, trabajo autónomo y monotributistas».

«Esperamos nuevamente el apoyo del Congreso de la Nación en esta iniciativa que beneficia a ahorristas e inversores y fomenta el desarrollo del mercado de capitales local. Así, damos continuidad a políticas de Estado que contribuyen a ordenar la economía», concluyó Guzmán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *