28 de noviembre de 2020

«Honest Thief», con Liam Neeson, con modesto liderazgo en las boleterías.

El thriller protagonizado por Liam Neeson y dirigido por Mark Williams, «Honest Thief», cuyo estreno en salas de la Argentina aún no está confirmado, volvió a ser el ganador de la taquilla en Estados Unidos con la moderada recaudación de 2.4 millones de dólares en 2.502 pantallas de todo el país.

El lanzamiento del filme disminuyó un 44% desde su lanzamiento y recaudó 7,5 millones en sus primeros 10 días en ese país, aun cuando el distribuidor agregó pantallas en Nueva York luego de la decisión del gobernador del estado, Andrew Cuomo, de otorgar permiso a los cines fuera de la ciudad para reabrir con capacidad reducida, a partir del 23 de octubre, apuntó el sitio especializado Variety.

El director ejecutivo Tom Ortenberg apuntó: «Nuestra creencia era que lanzar una película que complaciera al público, como ‘Honest Thief’ en este momento, generaría el boca a boca positivo necesario para impulsar con éxito la película».

El primer puesto de «Honest Thief» revela uno de los totales de fin de semana más bajos en los cines durante los últimos dos meses, pero Paul Dergarabedian, analista de medios senior de la empresa especializada Comscore, dijo que demostró el atractivo fundamental de la experiencia cinematográfica.

«La interpretación de ‘Honest Thief’ demuestra que los espectadores no han renunciado a la experiencia de ver cine en las salas y que un thriller de acción protagonizado por Liam Neeson es el antídoto perfecto para los tiempos difíciles de hoy y proporciona ese escape a la pantalla grande que el público ansía», agregó.

Los cines de la ciudad de Nueva York, Los Angeles y San Francisco permanecieron cerrados debido a la pandemia, junto con la cadena Regal Cinemas, que cerró definitivamente sus 536 salas en Estados Unidos el 8 de octubre pasado.

Aunque alrededor del 85% de las pantallas del país siguen en función, se informó que solo el 49% del aforo de las salas está disponible, mientras que muchos cines estadounidenses están operando con horarios reducidos y también a capacidad reducida con restricciones de distanciamiento social.

Deja una respuesta