17 de abril de 2021

Una vacuna rechazada en España se probará en Argentina.

La Anmat le dio luz verde al ensayo clínico y se probará en 370 trabajadores sanitarios de nuestro país.

En Argentina ya se están probando tres vacunas contra el coronavirus que se encuentran en la Fase 3 del estudio clínico con voluntarios y voluntarias de todo el país.

Sin embargo, una de las vacunas que se probará ha generado polémica. Se trata de la vacuna RUTI, una vacuna experimental española que fue rechazada por el Ministerio de Sanidad de aquel país.

Las autoridades sanitarias españolas denegaron la autorización por la «carencia de evidencia científica» en cuanto a los primeros resultados favorables. En Argentina, en cambio, se aprobó el estudio y se probará en 370 trabajadores sanitarios para evaluar su eficacia en el marco de un ensayo de Fase 2.

«¡Luz verde a La Ruti! Somos la primera vacuna española que recibe la autorización para realizar un ensayo internacional para la #Covid19. Únete a un gran proyecto #MadeInRuti», fue el tuit publicado el 28 de octubre con el que celebraban el ensayo que se llevará a cabo en Argentina.

La vacuna experimental fue pensada originalmente como una vacuna contra la tuberculosis por el científico Pere-Joan Cardona, investigador del hospital Germans Trias de Badalona, y es desarrollada por la pequeña biotecnológica Archivel Farma, que en 2016 fue adquirida por el grupo empresario TGT, considerado el rey de los quesos en España.

Como la compañía informó a fines de octubre, se cree que la vacuna es eficaz contra infecciones virales.

Según consigna El País de España, el ensayo clínico -también apuntado a 300 profesionales sanitarios- que se había anunciado en abril en la ciudad española de Badalona nunca se realizó.

«Los promotores, encabezados por el propio inventor de la vacuna RUTI, Pere-Joan Cardona, no solicitaron los permisos para el ensayo hasta el 7 de julio», señala la nota. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) -que sería como nuestra ANMAT-, denegó la autorización el 14 de octubre por «carencia de evidencia científica».

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: