8 de mayo de 2021

Denuncian que Sociedad Comercial del Plata cierra y deja tierra arrasada en el Parque de la Costa.

El término militar tierra arrasada puede ilustrar el sentimiento que tienen por estas horas los empleados del Parque de la Costa. Porque cuando un ejército se retiraba a posiciones defensivas se iba quemando todo lo que pudiera ser de utilidad al enemigo. En este caso, la comparación puede sonar exagerada, pero los trabajadores piensan que cuando se ponga el candado definitivo a la puerta principal del Parque habrán perdido su sustento. No podrán volver a sus lugares de trabajo que les permitió, desde 1997 a la fecha, contar con un salario que les aseguró el desarrollo de sus capacidades.

El hilo se corta por lo más delgado y la intención, que venimos relatando en notas anteriores acerca de bajar la persiana de todos los complejos de entretenimiento de Sociedad Comercial del Plata, impacta en distintos niveles pero fundamentalmente en el humano.

Frente a la incertidumbre y la adversidad, los trabajadores, por ahora, se mantienen unidos. “Nuestra lucha sigue siendo por nuestros puestos laborales y la reapertura del parque, y en caso que la empresa quiera cerrar sus puertas nos van a tener que echar a todos”, dicen al unísono varios de los entrevistados en la manifestación que realizaron el viernes 13 frente a las oficinas de la compañía en Thames y Panamericana. Allí, frente al complejo Lúmina Thames, en la colectora de la Panamericana cortaron varios carriles en un reclamo que se repetirá durante el domingo 15 y durante varios días más de la próxima semana.

Gabriel Farías es secretario de la rama de parques de diversiones del sindicato Único de trabajadores del Espectáculo público (SUTEP) y en estas movilizaciones sostuvo: “nosotros queremos seguir trabajando. Ni indemnizaciones ni retiros ni nada, queremos que reabran el Parque de la Costa. Ignacio Noel alegó en medios y ante las autoridades que no podía sustentar el parque por los impuestos y la cantidad de juicios laborales que tenían acumulados en un año. Eran alrededor de 50. Pero si siguen con esta tesitura no van a tener 50 van a tener 500”.

Otros empleados con antigüedad comprobada se sumaron al reclamo “no queremos el retiro voluntario ni alguna indemnización queremos que presenten los protocolos para trabajar con distanciamiento y eso no lo han hecho. Muchos de nosotros con más de 15 años de trabajo en los complejos nos estamos manteniendo con el ATP. Ahora nos quieren rajar y pretenden arreglarnos con el 65% de lo que nos corresponde y encima rige la ley antidespidos. ¿Qué están haciendo las autoridades, la justicia en este caso?

Desde el holding empresario confirmaron a las autoridades bonaerenses que no continuarán al frente de la administración bajo ningún aspecto. “Es un emprendimiento inviable” se anotició Ignacio Noel por estos días que, además, deberá poner a trabajar a sus ejecutivos en la cancelación de muchos eventos que estaban señados y pre contratados para la actual temporada estival.

Desde el gremio SUTEP, dan cuenta a este cronista de los mails enviados a los trabajadores donde se les ofrece retiros voluntarios, y se muestran preocupados por el pago de salarios del mes en curso y la alta probabilidad de los problemas que deberán afrontar en diciembre, mes en el que se agrega el aguinaldo. “La mayoría de los empleados denunciamos que nos pagaron el 60 % del sueldo, una decisión que nunca fue pactada con el sindicato y mucho menos con los trabajadores”, explicaron.

¿Porque llegan los mails con la oferta de retiro en estos días? Preguntó el periodista en la marcha de ayer y la respuesta llegó por el lado de la coyuntura económica del país. “Ofrecieron a todos los empleados del Parque el retiro voluntario de un 130 % como se ofertó a los empleados de la gerencia hace un mes porque nos quieren pagar sin la doble indemnización. Pero como el gobierno extendió esta multa hasta marzo de 2021, ahora, desesperados, hacen este ofrecimiento”.

“Sabes lo que pasa”, explicó la trabajadora, “ninguno quiere arreglar y agarrar esta plata porque lo que nosotros queremos es la dignidad de tener un trabajo. De saber que estamos cumpliendo una función. En este país ¿Dónde voy a conseguir trabajo en blanco a los 53 años?”

CAMPO MINADO

Para seguir con la terminología militar, la práctica de campo minado que deja un terreno lleno de peligros para el avance de un ejército enemigo, puede ser la metáfora perfecta que pueda graficar la situación del intendente de Tigre, Julio Zamora y los funcionarios de la gobernación de Axel Kicillof.

Fin de año, cierre de emprendimientos, 550 familias sin trabajo, humor social en ebullición, cortes en la Panamericana, marchas por el centro de Tigre y, desde el gobierno nacional, anuncios indicando que si se terminó el aislamiento por coronavirus se acabaron las ayudas de la Casa de la Moneda para todos y todas.

No es el mejor momento para terminar con más de 500 puestos laborales por eso se suceden las reuniones de los funcionarios con los ejecutivos, de los ejecutivos con los sindicalistas, de los trabajadores con los funcionarios de trabajo de la gobernación. El reloj corre y las soluciones no llegan.

El viernes 13 hubo un encuentro en la sede del ministerio de Trabajo bonaerense en Tigre con dos sindicatos. Además de SUTEP con los Pasteleros. La ministra del gabinete de Kicillof, Mara Ruíz Malec, encabezó las negociaciones. No hubo grandes avances. La funcionaria de Tigre, Carolina Bello dijo a medios locales que “los sindicatos volvieron a rechazar el retiro voluntario hecho por la empresa, que no se entiende demasiado porque hay una prohibición nacional de despidos”. Al tiempo que desde las oficinas del ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, se afirmó que la voluntad empresarial es de cerrar y no continuar.

Carolina Bello sostiene que Tigre va a recibir mucho turismo interno de otras localidades bonaerenses y de la CABA por los impedimentos que hay para vacacionar y que empresas como el Parque de la Costa podrían trabajar sin inconvenientes pero, a mitad de noviembre, los ejecutivos no presentaron ningún protocolo a la municipalidad para poder operar claro indicio de sus intenciones futuras.

Voceros de la ministra Malec afirmaron que “mientras siga la incertidumbre por el cierre del predio del Parque y de los distintos emprendimientos; Aquafan; el teatro Niní Marshall, tenemos que trabajar para que se paguen los salarios de forma íntegra y no a un 60 % como denuncian los trabajadores”.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: