2 de marzo de 2021

Con una tarifa de 400 pesos, vuelven a circular los remises Chaco-Corrientes

El subsecretario de Transporte de la Ciudad de Resistencia, Luis Cabrera confirmó que a partir de este viernes 29 se concretará la reactivación del servicio de remises Chaco-Corrientes, aunque con ciertas particularidades que lo diferenciarán del que existía en la pre pandemia. El funcionario comentó que en la jornada de este jueves se realizó la inspección ocular a las unidades que explotarán la ruta que había sido cancelada como producto de la emergencia sanitaria en la región, pero fundamentalmente por las restricciones al ingreso a la vecina provincia impuestas por el gobierno de Gustavo Valdes.

Cabe recordar que la misma suerte corrió el servicio de colectivos que une ambas jurisdicciones, que a pesar de contar con la habilitación para volver a funcionar por parte del Ministerio de Transporte de la Nación, bajo cuya órbita se encuentra, no logró sortear las pautas de ingreso establecidas al otro lado del Paraná. No obstante, Cabrera se comprometió a encarar las gestiones para avanzar en una estrategia en conjunto, que permita reactivar la conectividad entre ambas provincias: “Antes no contábamos con un convenio específico, ahora sí lo tenemos así que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para lograr que la actividad retorne a pleno de sus condiciones”, dijo.

Tarifa y ocupación

La comuna capitalina acordó con la empresa que prestará el servicio que el costo de la tarifa se ubique en los 400 pesos por viaje, que se podrán repartir entre los pasajeros, por ejemplo, pagando 200 y 200 pesos, si fueran dos.  

A la vez, en esta primera etapa, la capacidad de las unidades estaría reducida a tres pesonas como máximo, con el chofer aislado; tal como sucede con el servicio de remises regular.

Si bien el precio aparece como elevado, si se lo compara con la última tarifa de la prepandemia, resulta ontensiblemente inferior a los 1200 pesos que cobran otras empresas por trasladar a las personas haciendo el mismo recorrido, según pudo confirmar esta Agencia. Además, los vehículos no podrán ingresar a la capital correntina. El viaje comenzará en Resistencia y concluirá en la bajada del puente General Belgrano, al otro lado del río, tal como sucede ahora con los remises que ocasionalmente transportan pasajeros entre las dos jurisdicciones.

El servicio de remises Chaco-Corrientes fue uno de los más castigados por la pandemia. De hecho, en Resistencia tenían base dos empresas, de las cuales sólo queda una funcionando; y llegaron a estar afectados 53 coches. De esa cifras, sólo tres volverán a circular este viernes, ya que el resto fue dado de baja como prestador del servicio.