2 de marzo de 2021

Repetto: “Son medidas que no llevan a nada y lo único que generan es un conflicto”

El titular de la Sociedad Rural del Chaco, Marcelo Repetto aseguró que tanto las retenciones como cupos de exportación son medidas “anacrónicas” que “no generan el efecto buscado”. En este sentido pidió «un sinceramiento» de todos los sectores que conforman la cadena de valor .

El presidente de la Sociedad Rural del Chaco, Marcelo Repetto se manifestó este martes en torno a las expresiones del presidente Alberto Fernández, sobre que se evalúa la posibilidad de aumentar impuestos o fijar cantidades máximas de exportación para evitar que la suba del precio internacional de la carne, el trigo y el maíz provoque aumentos en las góndolas de los alimentos.

“Son medidas que no llevan a nada y lo único que generan es un conflicto. El efecto que se quiere provocar nunca se logra , porque son recetas ya anacrónicas y donde el tiempo demostró que no sirven”, señalo el referente de la Sociedad Rural.

Al respecto agregó que este tipo de medidas ( retenciones o cupos de exportación) tienen como efecto que desincentivar las inversiones y por ende la producción. “El productor cuando ve resentida su rentabilidad lo que hace es dejar de producir” , enfatizó Repetto al señalar que estas medidas podría por el contrario resentir la oferta por lo que el precio de los alimentos tampoco va a bajar.

“Si uno le agrega un nuevo impuesto interno al productor agropecuario, que se le sumaría a toda la presión impositiva que ya tiene , estaría rozando lo confiscatorio, se estaría generando un conflicto innecesario. Todo esto se podría solucionar estableciendo una mesa de dialogo sincero de toda la cadena de valor”, resaltó.

Sobre el control de precios

Repetto reconoció que el control de precios es una herramienta que tiene el Estado, que utilizada correctamente pueda corregir alguna cuestión coyuntural. No obstante, puso reparos en los efectos que la misma pueda generar. “Generalmente el efecto que se quiere lograr con este tipo de medidas nunca se logra”, señaló.

En torno este contexto de la escalada de los precios, Repetto, pidió “un sinceramiento” de todos los sectores que conforman la cadena de valor. “Es necesario un dialogo sincero de toda la cadena de valor. Porque nos estamos peleando entre el consumidor que paga 800 pesos el kilo de costilla y el productor ganadero al que le pagan entre 120 y 150 pesos el kilogramo cuando vende una vaca. En el medio hay toda una cadena que va generando sus ganancias y que impactan en el precio. Pero siempre se castiga a los extremos de esta cadena”, señaló.