13 de abril de 2021

Nuevo financiamiento por US$ 300 millones para la Tarjeta Alimentar

El organismo de crédito internacional CAF–Banco de Desarrollo de América Latina destinará este año otros 300 millones de dólares para el Plan Argentina Contra el Hambre y, en particular, para fortalecer la Tarjeta Alimentar, en el marco de la emergencia socio-sanitaria generada por la pandemia de coronavirus, se informó hoy oficialmente. Así fue anunciado durante la primera reunión del año del Consejo Federal Argentina contra el Hambre, que encabezó hoy el presidente Alberto Fernández desde la residencia de Olivos, en forma virtual, acompañado por el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; y el presidente de la CAF, Luis Carranza Ugarte, entre otros.

Durante el encuentro, Fernández destacó el rol de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina por destinar 300 millones de dólares «para sostener la Tarjeta Alimentar, que permite acceder a alimentos saludables». El jefe de Estado también estuvo acompañado desde Olivos por el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz; y la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz.

«Hay que agradecer a la CAF, que el año pasado nos destinó 300 millones de dólares y este año destinará otros 300 millones para sostener la Tarjeta Alimentar, que permite acceder a alimentos saludables», resaltó el Presidente en la reunión.

En julio del año pasado, el mismo organismo de crédito internacional había aprobado una línea de financiamiento de 300 millones de dólares para el Plan Argentina Contra el Hambre y, en particular, para fortalecer la Tarjeta Alimentar. Creado en el inicio de la gestión, el plan busca «garantizar la seguridad y soberanía alimentaria de toda la población», con especial atención en los sectores de mayor vulnerabilidad económica y social.

En el encuentro de hoy, Arroyo, por su parte, dijo que «desde lo alimentario, hay tres objetivos para este año: que la gente vuelva a comer en su hogar, fortalecer la producción de alimentos en pequeña escala con asistencia financiera no bancaria para mejorar la producción, y apuntalar la calidad nutricional vía incentivos para la compra de alimentos frescos con la tarjeta Alimentar». «El otro gran eje es lo laboral porque la reconstrucción de la Argentina es por el lado del trabajo y por eso pusimos en marcha el plan Potenciar Trabajo», agregó Arroyo.

Además, participaron en la videoconferencia representantes de organizaciones sociales, religiosas, empresariales y sindicatos, entre los que expusieron el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel; el presidente de la Copal, Daniel Funes De Rioja; y el empresario, vicepresidente de la AFA y presentador de televisión Marcelo Tinelli. También estuvieron la titular del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la UCA, Ianina Tuñon; los ministros de Desarrollo Social de Tucumán, Gabriel Yedlin, y de Misiones, Belinda Dammer; el secretario general de ATE, Hugo Godoy; el dirigente de la UTEP Gildo Onorato y la nutricionista Myriam Gorban.

Durante la actividad se presentaron los objetivos para 2021 y se analizó el impacto de los más de 121.600 millones de pesos que el Gobierno nacional destinó a políticas impulsadas por el plan, como la Tarjeta Alimentar, módulos alimentarios, asistencia a comedores y merenderos, y el fortalecimiento del programa Pro Huerta.

Ese plan depende del Ministerio de Desarrollo Social y articula con el Consejo Federal de Políticas Sociales, además de tener una participación abierta de varios actores políticos, sociales, productivos, sindicales, eclesiales, académicos y científicos.

A %d blogueros les gusta esto: