8 de marzo de 2021

Ahora sí parece que Pavón se va definitivamente al Los Ángeles Galaxy

Cristian Pavón jamás lo ocultó: su objetivo era no volver a jugar en el fútbol argentino. Lo dejó en claro en la primera charla que tuvo con Miguel Ángel Russo y con el Consejo de fútbol. Y mientras esperaba la oportunidad de volver a hacer las valijas, se entrenó con el mayor de los profesionalismos.

Finalmente, esa oferta llegó y conformó a todos: el delantero cordobés volverá a Estados Unidos para ponerse otra vez la camiseta de Los Ángeles Galaxy y jugará en la MLS.

Boca oficializará esta información en las próximas horas, a las arcas del club de la Ribera ingresarán algo más de US$ 7.000.000 netos, libres de impuestos por el 50 por ciento de su ficha. El monto total de la operación es de US$ 10.000.000, de los cuales además se deben descontar los US$ 600.000 que el equipo americano pagó por el préstamo de 18 meses.

El monto es lejano a la cláusula estipulada en US$ 20.000.000 por Daniel Angelici, y muchísimo más distante de los supuestos 50 millones de la misma moneda que imaginó recibir la dirigencia xeneize antes y durante el Mundial Rusia 2018.

Pero hay alivio en todas las partes involucradas y eso es lo que importa. El futbolista jugará en el exterior y cobrará en dólares (de Boca recibe un salario con un billete norteamericano tasado en 40 pesos), como era su intención desde que regresó a la Argentina en noviembre pasado. el club de la Ribera se queda con el 50 por ciento del pase y se ilusiona con recibir más millones de dólares frescos en una hipotética futura venta a Europa. Y LA Galaxy volverá a contar con un delantero explosivo que le resultó muy útil, sobre todo en 2019.

El único que lamenta este desenlace de la novela es Miguel Ángel Russo, que a tres días del comienzo de la Copa de la Liga Profesional y a dos meses del inicio de la etapa de grupos de la Copa Libertadores, se ilusionaba con contar con Kichán en el equipo titular. Al entrenador lo había encandilado la potencia, la velocidad y la pegada del cordobés, al punto que en varias ocasiones le manifestó su intención de retenerlo. No pudo convencerlo.

En algún momento trascendió que las idas y vueltas de Pavón con respecto a su inevitable operación por la fibrosis (sobrehuesos) en sus tobillos se debía a que no quería jugar más en Boca. Según le confiaron a LA NACION desde su círculo íntimo, eso jamás ocurrió. «Un día se quere operar y al otro duda y prefiere probar. Es vueltero. Nada más que eso«, minimizaron ante la consulta de este diario.

Resuelto su futuro, su paso por el quirófano será inminente. Ocurre que al igual que la Libertadores, la acción en la MLS comienza el 3 de abril. Con una rehabilitación de dos meses por delante, cuanto antes se realice la intervención quirúrgica, más en forma llegará al debut.

Cristian Pavón llegó a Boca a comienzos de 2015. Como consecuencia de una fractura traumática del quinto metatarsiano izquierdo producida por el defensor de River Leonel Vangioni en un superclásico de verano, su debut oficial recién se produjo el 5 de abril, en un 2 a 0 sobre Huracán. En total disputó 128 partidos, señaló 32 goles y ganó cinco títulos (campeonatos 2015, 2016/2017 y 2017/2018, Copa Argentina 2015 y Supercopa Argentina 2018).

A mediados de 2019 emigró a préstamo a Los Ángeles Galaxy, por entonces dirigido por Guillermo Barros Schelotto, quien pidió su incorporación.

A %d blogueros les gusta esto: