17 de abril de 2021

Brasil lanzó el Amazonia 1, el primer satélite fabricado íntegramente en ese país

Se trata del tercer satélite en incorporarse al sistema de Detección de Deforestación en Tiempo Real (Deter), para la observación y monitoreo de la devastación en la Amazonia brasileña

El satélite Amazonia 1, el primero de estos dispositivos hecho totalmente en Brasil, fue lanzado en la madrugada desde India para realizar funciones de observación y monitorización de la deforestación en la Amazonia.

El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) brasileño celebró el «éxito en el lanzamiento del Amazonia 1, realizado este domingo desde el Satish Dhawan Space Centre, en Sriharikota, en India», según consignó la agencia AFP.

El INPE, situado en Sao José dos Campos, en el interior de Sao Paulo, se encarga del programa de vigilancia satelital de la Amazonia brasileña donde se busca rastrear la deforestsación.

El Amazonia 1 será el tercer satélite en incorporarse al sistema de Detección de Deforestación en Tiempo Real (Deter), y tendrá entre sus funciones, la observación y monitoreo de la devastación en la Amazonia brasileña.

«El Amazonia 1 ofrecerá imágenes para la monitorización ambiental y de la agricultura en todo el territorio brasileño. Servirá también para monitorizar la región litoral, reservorios de agua, desastres ambientales, entre otras aplicaciones», informó el INPE, que trabajó durante ocho años en el desarrollo del satélite nacional.

El satélite, que pesa 637 kilos y tiene una longitud de 44,4 metros, generará imágenes del planeta cada cinco días.«Tiene la capacidad de emitir una significativa cantidad de datos de un mismo punto del planeta», explicó el INPE.

«Producción nacional, diseño nacional, uso nacional», celebró el ministro de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes, en Facebook, en la víspera del lanzamiento.

La selva amazónica brasileña perdió 8.426 kilómetros cuadrados en 2020 a causa de la deforestación, según diversas estimaciones.Aunque fue un 8% inferior a lo registrado el año anterior, la cifra continúa siendo extremadamente preocupante para los especialistas, que cuestionan la política ambiental del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro.

La superficie deforestada es cinco veces superior a la de la ciudad de Sao Paulo, la mayor de América Latina, según los datos totalizados por el INPE, basados en observaciones satelitales.

A %d blogueros les gusta esto: