13 de abril de 2021

La familia de George Floyd recibirá US$ 27 millones en compensación por su muerte a manos de la Policía

La familia de George Floyd, el afroamericano muerto a manos de un policía el pasado 25 de mayo, recibirá finalmente una compensación por 27 millones de dólares, tras llegar a un acuerdo con la ciudad de Minneapolis.

«Este es el mayor acuerdo extrajudicial por un caso de muerte injusta de un hombre afroamericano y envía un potente mensaje de que las vidas negras importan y que la brutalidad policial contra las personas de color debe terminar», indicaron los abogados de la familia en un comunicado sobre el acuerdo,  que no finaliza el proceso penal contra el agente Derek Chauvin y tres policías más por la muerte de Floyd.

En aquella oportunidad, Chauvin inmovilizó a Floyd colocando su rodilla contra su cuello durante nueve minutos y lo asfixió, un incidente grabado en video que conmocionó a Estados Unidos y generó una ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policial que sacudieron el país.

Las manifestaciones, con el lema «Black Lives Matter» (Las vidas negras importan, en inglés), también se replicaron en otros lugares del mundo.

El principal abogado de la familia Floyd, Ben Crump, remarcó que «la horrenda muerte de George Floyd de la cual fueron testigos millones de personas en todo el mundo, desató un profundo anhelo de justicia y de cambio».

Este acuerdo forma parte de una demanda civil interpuesta por la familia en junio de 2020 contra la ciudad y los cuatro agentes involucrados.

En el proceso penal que comenzó esta semana, Chauvin -que fue expulsado de la policía- enfrenta tres cargos: asesinato en tercer grado, asesinato en segundo grado y una acusación por homicidio involuntario.

El crimen en segundo grado significa que no fue premeditado pero había intención de matar, mientras que en tercer grado indica que no tenía dicha intención o que hubo una negligencia que acabó en la muerte de la víctima.

De ser condenado por asesinato en segundo grado, el ex policía podría afrontar una pena de entre 11 y 15 años de prisión, aunque la máxima es de hasta 40 años.

En tanto, si lo es por el de tercer grado puede suponerle 25 años en la cárcel.

Rodney, uno de los hermanos de Floyd, afirmó que el acuerdo «es un paso necesario» para que la familia comience un proceso de cierre.

«El legado de George para quienes lo amaron siempre va a ser su espíritu de optimismo de que las cosas pueden ir a mejor y esperamos que este acuerdo logre eso», indicó.

A %d blogueros les gusta esto: