12 de abril de 2021

El coronavirus ataca de nuevo: varios países vuelven al aislamiento

Los italianos disfrutaron sus últimas horas de libertad antes de las nuevas restricciones impuestas en tres cuartas partes de la nación por el Ejecutivo, para frenar la propagación del virus y poder reabrir y relajar las medidas de cara a la primavera, anunciaban este lunes en tono dramático las informaciones de los medios internacionales. En el mundo ya están quienes se refieren a una «tercera ola» de la pandemia.

«La aplicación de medidas más estrictas y el aumento progresivo del número de personas vacunadas nos hacen pensar que ya en la segunda mitad de la primavera tendremos cifras mejores», dijo el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, en una entrevista con el diario italiano La Repubblica

Mientras tanto, París sufría una grave situación sanitaria y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se veía obligado a declarar un cerco a Caracas. 

Las variantes –brasileña, británica y sudafricana– del coronavirus, presentes en la mayor parte de países europeos, son las que preocupan.

Según un estudio del Instituto Superior de Sanidad italiano, el 54% de los nuevos casos de coronavirus en el país se han producido por la variante vecina de Reino Unido.

Escuelas, restaurantes, comercios y museos cerraban este lunes en la mayor parte de Italia –afectando a 48 millones de personas–, incluida las urbes de Roma y Milán, cuyas autoridades locales han pedido a sus habitantes que solo se movilicen por motivos laborales o de salud.

La situación del coronavirus en Francia lejos de mejorar parece abocada a un nuevo confinamiento, en concreto, en la región Île-de-France, donde se encuentra la capital París.

El país, con casi 67 millones de habitantes, cuenta con más de 4,1 millones de casos de Covid-19 y más de 90.000 decesos, según datos que apunta el sitio France24.com

Mientras tanto París, con los hospitales saturados y al borde de un colapso sanitario, debió evacuar a varios pacientes en situación grave en aviones médicos especiales a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de otras regiones, cuya carga sanitaria es mucho más leve, indica el medio francés.

El Gobierno francés dijo que planea evacuar a unos 100 pacientes de coronavirus fuera de la región de París para evitar el bloqueo total de los hospitales: «Para fines de esta semana, probablemente alrededor de 100 pacientes habrán sido evacuados de la región de Île-de-France», expresó el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, añadiendo que las autoridades están haciendo todo lo posible por evitar un nuevo y más estricto encierro, pero que «harán siempre lo que sea necesario».»En términos de volumen, estamos en seis pacientes al día con operaciones aéreas, aviones y helicópteros médicos. También estamos preparando una operación más amplia con un tren médico de alta velocidad –lo que llamamos un cardo– hacia el final de la semana», explicó Nicolas Péju, director general adjunto de la Agencia de Salud de la región de París. 

Además, en las calles de París aumentó la presencia policial para evitar las congregaciones masivas de gente, el cumplimiento de las normas de bioseguridad como el uso de mascarilla y el toque de queda que aplica desde hace semanas, a partir de las seis de la tarde.

Por su parte, en medio de lo que algunos denominan una tercera ola de la pandemia, este domingo se publicó una entrevista en el diario local Le Parisien en la que el ministro de Educación francés, Jean-Michel Blanquer, pidió que las escuelas permanezcan abiertas y que los profesores sean vacunados.

«La escuela es lo último que habría que cerrar, porque es la institución más importante, situada en el corazón de la sociedad. No se pueden cerrar las escuelas si antes no lo hemos intentado todo y todo lo que hemos intentado no ha sido suficiente», reclamó el ministro galo.

El Ejecutivo de Emmanuel Macron, impulsado por las peticiones de Blanquer, optó por mantener los centros estudiantiles abiertos tras el último confinamiento estricto el pasado noviembre, siendo uno de los países europeos que los ha mantenido más tiempo disponibles durante el último año de pandemia.

Venezuela

“Vamos a declarar un cerco sanitario y una flexibilización limitada y parcial en la región capital y en el estado Bolívar”. Con estas palabras, el presidente Nicolás Maduro anunció la medida. El mandatario explicó que ha habido un incremento de los contagios tras la llegada de la variante brasileña. 

Por eso, el cerco sanitario que comenzará a regir a partir del 15 de marzo y durante una semana también se aplicará en el estado de Bolívar, que limita con Brasil.

«Declaramos un cerco sanitario con flexibilización parcial en Caracas, La Guaira, Miranda y Bolívar, manteniendo el Método 7+7 perfecto en todo el territorio nacional. Pido máxima conciencia, tengamos presente que proteger la vida depende de la conciencia de todas y todos», indicó.

El mandatario tomó la decisión siguiendo una recomendación de la Comisión Presidencial para la Prevención y Control del Covid-19. Sin embargo, Maduro la modificó, alertan los medios.

El organismo le sugirió que aplicara una cuarentena radical en algunos lugares del país. Pero el presidente optó por mantener su plan 7+7, que consiste en siete días de restricciones y siete de flexibilización.

La diferencia del cerco sanitario está en que durante una semana la cuarentena será total. Esa “flexibilización limitada”, en palabras de Maduro, también regirá para los estados La Guaira y Miranda que albergan parte del área metropolitana de Caracas. El primero de ellos, además, tiene el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a la capital.

También Hong Kong

Cierres al estilo emboscada e instalación masiva de puntos de pruebas Covid-19 en Hong Kong. Las alarmas se prenden para evitar una quinta ola de coronavirus, luego de que se detectaran 47 casos positivos este sábado.

El foco infeccioso fue Ursus Fitness, un gimnasio en el distrito de Sai Ying Pun de la ciudad, al que asisten funcionarios de bancos y abogados. El viernes pasado, el Gobierno hongkonés publicó un aviso de prueba obligatoria que abarca 80 locales residenciales y lugares de trabajo en el distrito en que estalló el contagio.

El objetivo es hacer seguimiento a la comunidad financiera y de juristas que ha podido estar vinculada con el gimnasio o sus asistentes. Un portavoz del Ejecutivo dijo que se habían encontrado casos confirmados en el área y que las muestras de aguas residuales habían dado positivo para la enfermedad.

Se instalaron puestos móviles de toma de pruebas en esa zona y otros lugares de la ciudad como el distrito central. Hasta allí se acercaron cientos de ciudadanos para conocer su estado de salud.

Portugal, de contramano

Dos meses de confinamiento ayudaron a Portugal a bajar a mínimos las tasas de contagios, decesos y hospitalizaciones. Por ejemplo, la ocupación de las UCI se situó este domingo por debajo de lo que los especialistas denominan «línea roja», con 243 ingresados.

Y en otro orden, Irlanda y Países bajos se sumaron a los países que suspendieron la aplicación de la vacuna AstraZeneca, a partir de los nuevos informes sobre personas que han padecido fuertes episodios de coágulos de sangre tras las inoculaciones.

Esos países se hicieron eco de lo que sucedió en Noruega y, como se estila decir en la Argentina, eligieron «curarse en salud».

A %d blogueros les gusta esto: