30 de julio de 2021

COVID-19: advierten que abril será un «mes complicado» para el país

El jefe de Geriatría del Hospital Italiano y asesor de la presidencia de la Nación, Luis Camera, analizó la coyuntura actual en el devenir de pandemia por COVID-19 y remarcó que «aunque es un virus todoterreno tiene cierta ´invernalidad´ tal como se vio en Europa y Estados Unidos, con lo cual, es de esperar una situación compleja en toda América del Sur». La información oficial muestra un incremento incipiente en el número contagios, lo que para el especialista puede ser un presagio sobre la llegada de una «segunda ola de la enfermedad en Argentina. «Lo que se ve en las proyecciones internacionales es un mes de abril complicado, pero eso se sabe desde siempre porque se viene el otoño y luego el invierno», indicó en declaraciones a al programa Zoom, ciclo que se emite por Radio Provincia. 

La preocupación es compartida por el jefe de Estado nacional, Alberto Fernández, y por los gobernadores de las provincias, en especial aquella que, como el Chaco, están en la zona de influencia de países donde la situación es crítica como Paraguay y Brasil, que registra en las últimas horas un colapso sanitario casi inédito. De hecho, el gobernador Jorge Capitanich participó este mediodía de una videoconferencia con  Alberto Fernández y sus pares de todo el país junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, donde coordinaron acciones de prevención ante el impacto de la segunda ola y el aumento significativo de contagios en países limítrofes.

Reactivación de actividades

En el contexto actual, con el inicio de clases y el aumento de la circulación que implica la reactivación de la administración pública, Camera consideró que «habrá un aumento de casos». No obstante, apuntó que la presencia de los chicos en las aulas, moderada además por los esquemas mixtos de presencialidad y virtualidad, no es determinante teniendo en cuenta que es una población que «de todas maneras no está cumpliendo con un aislamiento tan estricto como lo hacen los adultos mayores». «Entiendo que ni los chicos no van a hacer aislamiento estricto deberían ir al colegio», señaló.

De alguna manera, el criterio se aplica a otras actividades, como los bares y restaurantes cuyos propietarios reclaman mayor amplitud horaria que garantice la presencia de clientes en esos lugares y no se fomente la proliferación de fiestas clandestinas. «Apelo a que la población aprenda a cuidarse, y ceder un poco para no perder mucho más como podría ser un retorno a la cuarentena estricta como ya ha pasado en Europa», reflexionó. 

Vacunación y relajo

Camera analizó asimismo las implicancias que ha tenido el proceso de vacunación, cuyo inicio coincidió con un «relajamiento» visible en importantes segmentos de la población. «Es posible que se haya bajado un poco la guardia, teníamos una promesa de cierto número de vacunas a esta altura que, lamentablemente, no se han concretado por dificultades de nuestros dos proveedores», explicó el especialista.

En esa línea, marcó que en principio entre las Sputnik y las de AstraZeneca se llegaría al 90% de la población a vacunar, pero el Gobierno tuvo que recurrir a la de Sinopharm y la producida en la India para sostener de alguna manera el ritmo. «Estamos ante un escenario que no nos permite pensar que salvarnos de la segunda ola por la llegada de la vacuna», sostuvo y consideró que «lo que sucede en los países limítrofes, fundamentalmente en Brasil es un tsumani que nos puede invadir». 

El especialista remarcó además que la «Cepa de Manaos», la variante conocida como P1, «ha destruido el concepto de inmunidad del rebaño, porque más de la mitad de las personas que infectó ya habían atravesado la enfermedad». «Es como haber empezado de nuevo con un virus nuevo», advirtió. 

A %d blogueros les gusta esto: