11 de abril de 2021

El Intendente de Resistencia resaltó el correcto tratamiento de los residuos en el predio María Sara

????????????????????????????????????

En una visita que realizó al vertedero municipal de residuos María Sara que está ubicado en las afueras de Resistencia, Gustavo siguió de cerca el trabajo de saneamiento que allí se realiza, luego de que en años anteriores no se garantizara el correcto procesamiento de los restos que solo se depositaban sin un correcto procedimiento para el cuidado ambiental.

Así, señaló que la actual gestión municipal promueve un adecuado tratamiento y posterior enterramiento de los residuos para velar por una efectiva recuperación ambiental que consiste en un plan de forestación del sector intervenido. “Es importante hacer el relleno sanitario como corresponde”, enfatizó en el establecimiento situado sobre ruta provincial N° 13, a cuatro kilómetros del cruce con la ruta nacional Nº 11, a una distancia aproximada de 29 kilómetros de Resistencia.

En ese sentido, denunció que “hace algunos años simplemente se depositaban los residuos sin hacer el relleno sanitario correspondiente y el lugar estuvo abandonado, por eso perdimos un poco de tiempo. Pero estimamos que para fines de este año y mediados del año que viene todos los terraplenes quedarán consolidados, tapados y con desarrollo de vegetación”.

Además, Gustavo consideró que “pensar en la cuestión ambiental es muy importante. No se puede simplemente depositar los residuos. Debemos aplicar un protocolo adecuado de intervención, porque hoy este es el único lugar que tenemos para el depósito final de desechos”, dijo al mismo tiempo que indicó que en el predio se plantarán árboles de raíces sólidas para estimular una mayor vegetación en este amplio espacio de 24 hectáreas.

En cuanto a la mecánica de trabajo en el lugar, el subsecretario de Higiene Urbana, Daniel Castillo, acotó que “durante mucho tiempo se trabajó con un sistema donde no se ‘foseaba’ para hacer el entierro de todos los residuos urbanos” y destacó que en la actualidad se realizan fosas de 50 metros de longitud con 4 metros y medio de profundidad, donde se descargan residuos, para luego ser cubiertos con tierra para evitar la proliferación de malos olores. 

Acompañó la actividad José María Domínguez, socio de la empresa Vidal Zening SRL -encargada del tratamiento y enterramiento de los residuos-.

A %d blogueros les gusta esto: