23 de julio de 2021

Los gremios docentes cumplieron la segunda jornada de paro y analizan la continuidad

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) decidió un nuevo paro de 24 horas para este martes.

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) decidió un nuevo paro de 24 horas para este martes.

Los gremios docentes UTE y Ademys paralizaron este martes nuevamente las tareas con elevado acatamiento en rechazo de «la insistencia del Gobierno porteño de incumplir el decreto presidencial y procurar la presencialidad en las escuelas» de la ciudad de Buenos Aires, en tanto el sindicato de educadores de gestión privada Sadop aplicó «una estricta virtualidad».

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), afiliada a la Confederación de Trabajadores de la actividad (Ctera), realizó otro paro durante toda la jornada, y deliberará esta noche para determinar «los pasos gremiales a seguir» a partir de mañana, mientras la Ademys convocó anoche a una huelga de 48 horas, que se inició este martes.

La Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys) llamó a una protesta martes y miércoles en rechazo de «la decisión del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta», mientras el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) no convocó a un paro, pero determinó la aplicación de «una retención de tareas presenciales».

Las secretarias general y de Prensa de la UTE, Angélica Graciano y Paula Galigniana, rechazaron la decisión del Ejecutivo metropolitano; señalaron esta tarde en un documento que el gremio paró «en defensa de la vida y la salud de la comunidad educativa» y aseguraron que la huelga en el sector superó el 90 por ciento de acatamiento.

«Desde hace semanas la UTE exige a las carteras de Salud y Educación y al propio Gobierno porteño la adopción de medidas de cuidado urgente ante el aumento exponencial de casos de contagio y la saturación del sistema sanitario», indicaron.

También remarcaron que Rodríguez Larreta «no ofreció respuestas, pero interpuso trampas jurídicas para frenar el decreto que suspendió la presencialidad por 15 días».

«Los atropellos y las maniobras marketineras electorales son un denominador común de todas las políticas de Larreta, incluso en tiempos de pandemia. El funcionario debe dejar de hacer campaña en este contexto y respetar el DNU y otras medidas», subrayaron.

A partir de las 19 de este martes, los secretarios de todas las áreas, niveles y modalidades de la organización sindical debatirán y definirán la continuidad del plan de acción gremial.

La Ademys había resuelto anoche ir a la huelga hoy y mañana, luego de debatir en asambleas virtuales, en tanto, el Sadop regresó a la virtualidad con la aplicación de «una retención de tareas presenciales» para cumplir a rajatabla «el decreto presidencial».

La UTE y la Ademys afirmaron que se cumplió con elevado nivel de acatamiento el paro de hoy en las escuelas de la ciudad también en rechazo del fallo de la justicia porteña, que autorizó la presencialidad en los establecimientos, lo que fue celebrado por Larreta.

Los sindicatos rechazan de plano el regreso a la presencialidad en las aulas ante «el descontrolado aumento de los casos por la Covid-19» en el distrito y respaldan el decreto vigente por dos semanas y «el cumplimiento de todas las medidas sanitarias».

El decreto del presidente Alberto Fernández 421/21 dispuso desde las 20 del viernes último nuevas restricciones en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), ante la estampida de los contagios para enfrentar a la segunda ola de la grave pandemia.

Además de la UTE y la Ademys y la virtualidad decidida por el Sadop, también pararon los trabajadores agrupados en la Unión Argentina de Maestros y Profesores (Camyp) y la filial porteña de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

«No nos amedrentarán con denuncias ni con descuentos. La salud y la vida están primero. Basta de hacer política con la pandemia. Lo esencial es la vida», sostuvo hoy la ATE.

Además, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), que lideran Roberto Pianelli y Néstor Segovia, decidió el estado de alerta ante «el atropello y entorpecimiento de la justicia porteña en perjuicio de toda la salud pública».

Jorge Adaro, secretario adjunto de la Ademys, ratificó hoy a Télam «la necesidad de pasar a la virtualidad mientras continúe la ola ascendente de contagios», por lo que ratificó la huelga de mañana en el distrito, a la vez que la titular del gremio, Mariana Scayola, denunció «presiones» de Larreta para realizar descuentos salariales a quienes paran.

La dirigente reclamó «la suspensión de la presencialidad, vacunación masiva y equipos para la virtualidad», y atribuyó a la apertura de las escuelas «esta segunda ola del virus».

Para la dirigente, los trabajadores de la Ademys acataron ayer y hoy en más de un 90 por ciento el paro de actividades, y sostuvo que tanto Larreta como su ministra de Educación, Soledad Acuña, ejercen «un completo cinismo», ya que redujeron el presupuesto del área.

Todos los sindicatos ratificaron hoy su rechazo respecto del regreso a la presencialidad en las aulas ante «el descontrolado aumento de los contagios por la Covid-19» y apoyaron el decreto 421/21 que impuso por dos semanas el cumplimiento de medidas sanitarias.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: