22 de junio de 2021

El Parlamento vota una ley que aumenta el poder de Merkel para actuar contra el coronavirus

En el parlamento alemán se saca una nueva ley.

En el parlamento alemán se saca una nueva ley.

Diputados alemanes tienen previsto votar este miércoles una ley que refuerza el poder de la canciller Angela Merkel frente a las regiones para afrontar la lucha contra la tercera ola de la pandemia del coronavirus y que incluye medidas polémicas, como los toques de queda nocturnos.

La Cámara baja del Parlamento alemán aprobará sin problema esta ley sobre la protección contra las infecciones, ya que la coalición de conservadores y socialdemócratas tiene mayoría en la cámara baja del parlamento. Para entrar en vigor también tendrá que pasar por el Consejo Federal, la cámara alta del Parlamento, probablemente el jueves.

El objetivo de esta norma es aumentar las competencias del Jefe de gobierno en los ámbitos sanitario y educativo, donde hasta ahora las regiones son competentes.

Para el Gobierno, es crucial tomar el control de la gestión de la pandemia, que provocó en un año más de 80.000 muertos en el país, azotado ahora por una tercera ola que parece no haber llegado aún a su punto más alto.

En concreto, la ley da a la canciller el poder de decretar restricciones severas hasta el 30 de junio si los contagios alcanzan los 100 por cada 100.000 habitantes.

La activación automática desde recurso pondrá fin a las tensiones con las regiones, cuyos dirigentes suavizan o incluso ignoran en ocasiones las medidas estrictas decretadas por Merkel.

La cuestión no es simple en un país que aprecia su sistema federal, instaurado tras el nazismo. Por ejemplo, la instauración de los toques de queda nocturnos aviva los malos recuerdos en la ex RDA comunista.

Así, el ministro de Interior socialdemócrata de la región de Turingia, Georg Maier, se opuso a que la policía controle el cumplimiento de este toque de queda. «Es un tema muy sensible aquí, en el este de Alemania», dijo, citado por la agencia de noticias AFP.

La población también está dividida al respecto: una inmensa mayoría es favorable a que se instauren medidas más severas como el cierre de tiendas y restaurantes o se limiten los contactos entre personas, pero solo un 51% aprueba los toques de queda nocturnos nacionales, según reciente sondeo de la televisión pública ZDF.

Frente a las críticas, el gobierno flexibilizó su proyecto inicial de prohibir las salidas entre las 21 y las 5 y propuso un toque de queda menos severo entre las 22 y medianoche, autorizando por ejemplo las salidas para hacer deporte, y estricto entre medianoche y las 5, salvo por razones laborales.

Pero el equipo de Merkel no quiere desterrar la idea del toque de queda, ya que lo concibe como «una señal de la situación dramática que vive Alemania y de que el Gobierno se la toma en serio», resumió el ministro de Economía Peter Altmaier.

Merkel también consideró inconcebible que se ignoren «los llamados de ayuda» de los hospitales, saturados de enfermos de coronavirus en las unidades de cuidados intensivos.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: