23 de julio de 2021

Vilma Ibarra: «No haremos un debate político, partidario y electoral sobre la pandemia»

Ibarra asumió que en el país existe "una situación sanitaria epidemiológica muy grave" .

Ibarra asumió que en el país existe «una situación sanitaria epidemiológica muy grave» .

La secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, aseguró este jueves que la situación sanitaria es «muy grave en la Argentina» como para hacer «un debate político, partidario y electoral» respecto a la pandemia, en referencia a la judicialización que hizo el Gobierno porteño del DNU que estableció medidas de cuidado para mitigar los contagios por coronavirus.

«No creemos que la pandemia deba ser una debate político, partidario y electoral, tenemos que tener políticas públicas sólidas y vamos a seguir así», dijo la funcionaria en declaraciones formuladas a El Destape Radio.

Ibarra asumió que en el país existe «una situación sanitaria epidemiológica muy grave» y advirtió que «lo que sucede en el Área Metropolitana de Buenos Aires se extiende luego a todo el país», tal como quedó demostrado con lo sucedido «el año pasado». Agregó que en ese contexto el Gobierno busca «tomar medidas sanitarias», con el cuidado de que «no afecten la economía».

«Nuestra responsabilidad es gobernar, yo puedo entender que algunos estén tentados, mirando alguna encuesta, con una campaña electoral tratando de hacer oposición, de politizar la pandemia, nosotros no podemos hacer eso», aseveró la funcionaria en el marco de la judicialización que hizo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, respecto al último DNU.

Ibarra recordó que la Corte Suprema de Justicia tiene que evaluar la presentación que hizo el jefe de Gobierno porteño, que solicitó se declare la inconstitucionalidad de la suspensión de clases presenciales por 15 días, que dispuso el Gobierno nacional ante el crecimiento exponencial de contagios de coronavirus en el AMBA.

En este marco, mencionó también que «un juez local» dio lugar a una medida cautelar «de una manera totalmente incompetente» y consideró que tendrá que «dar cuenta el jefe de Gobierno porteño y las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires» respecto de las decisiones que tomaron y será después «la ciudadanía la que ordena con los votos».

«Nosotros dictamos un DNU que está vigente y que tiene judicializada una parte debido a un Gobierno local que decidió no implementar la suspensión de la presencialidad por 15 días en las aulas»

En referencia al accionar del Gobierno nacional, Ibarra dejó claro que no van a «llevar a una situación de desasosiego a la sociedad» y ratificó que el objetivo es «bajar la curva de contagios» y que en ese sentido trabajan, confiados en que las medidas adoptadas vayan en ese camino.

Ibarra criticó «la situación de denuncia permanente» y de «judicialización de la oposición a todas las medidas» y remarcó que «ahora es la presidenta del mayor partido opositor, del PRO, quien presentó otro amparo porque está en contra de que se restrinja la circulación de noche».

Consultada sobre el rol de la oposición, Ibarra sostuvo que se niegan a tomar medidas, que «optaron por la parsimonia» y «por meterle miedo a la gente», generando «incertidumbre y confusión».

Según dijo, lo que busca la oposición con esta actitud es «ver si se pueden cargar el costo político al Gobierno nacional».

Retomando la situación sanitaria, la funcionaria sostuvo que «Argentina es un país integrado con muchísimo intercambio en términos laborales de circuitos de circulación, y es muy necesario que el aglomerado urbano del AMBA tenga un control de su curva de contagios».

Agregó que «en este momento la curva de contagios en el AMBA crece en forma exponencial, a un ritmo muy acelerado» y señaló que por ese motivo es que «se dictó el DNU» con «medidas focalizadas y temporarias en el AMBA, para bajar ese crecimiento de contagios».

«Nosotros estamos obligados a tomar medidas de salud pública y los lineamientos de salud pública le corresponden al Gobierno nacional», a partir de los datos reunidos por el Ministerio de Salud, que es el que monitorea las camas de terapia intensiva de todo el país, los contagios, la curva de contagios, la cantidad de personas infectadas y los grupos etarios que se ven afectados».

«Es el que sabe y el que está llamado a decir en qué momento se toman medidas en base al impacto del crecimiento de los contagios de una región a otra, esto no puede ser reemplazado por un gobierno local, esto es una atribución del Ministerio de Salud», sentenció la funcionaria.

«Ha venido la segunda ola y todavía no llegó el invierno, la curva de contagios llevó al sistema sanitario a un nivel de tensión muy alta», concluyó.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: