20 de octubre de 2021

Rige en Alemania la ley que le da más poder a Merkel para imponer restricciones en las regiones

La tercera ola de infecciones no alcanzó su pico

La tercera ola de infecciones no alcanzó su pico

Alemania inicia este sábado una nueva fase de restricciones, con toques de queda a nivel nacional y el posible cierre de colegios, al empezar a regir una nueva ley que refuerza el poder de Angela Merkel sobre las autoridades regionales en la lucha contra la pandemia.

La mayor economía europea empezó lo que llama «un freno de emergencia», incluido en la reforma de la ley de protección contra las infecciones votada esta semana en el Parlamento y ante varias manifestaciones en contra, informó la agencia de noticias AFP.

El texto impone hasta el 30 de junio un endurecimiento de las reglas sanitarias cuando la tasa de incidencia (número de infecciones por semana) supere los 100 cada 100.000 durante tres días consecutivos.

Amplias regiones de Alemania superan este límite, desde zonas rurales hasta grandes ciudades como Berlín, Colonia, Fráncfort y Múnich, precisó la agencia de noticias Europa Press.

La mayor economía europea empezó lo que llama «un freno de emergencia», incluido en la reforma de la ley de protección contra las infecciones votada esta semana en el Parlamento y ante varias manifestaciones en contra

La ley permite que el Gobierno federal sustituya las decisiones de los gobiernos regionales, lo que supone un cambio clave en la relación entre Berlín y los estados federados.

Quienes están a favor de la ley, entre ellos la canciller Angela Merkel, argumentan que Alemania debía poner fin a aplicar medidas desiguales y que una normativa uniforme es especialmente necesaria ahora que se intenta controlar la tercera ola de contagios.

«Es duro, nos pesa a todos. Pero es necesario por un período provisional», aseguró el ministro de Salud, Jens Spahn.

La ley establece además el cierre de espacios culturales, un endurecimiento de las restricciones de contacto y un toque de queda de las diez de la noche hasta las cinco de la mañana.

Si la tasa de incidencia supera los 165 casos por cada 100.000 habitantes, los colegios también deben pasar a la enseñanza a distancia, mientras que los comercios no esenciales y los restaurantes deben cerrar, salvo los que ofrecen comidas para llevar.

Alemania registró este sábado 23.392 nuevos casos de coronavirus y 286 muertes relacionadas con la enfermedad, informó el Instituto Robert Koch

«Veo la posibilidad de que se pueda romper la tercera ola» declaró con optimismo ante la nueva normativa Dirk Heinrich, presidente de la asociación de médicos Virchowbund, en declaraciones al diario Osnabrücker Zeitung.

Heinrich agregó que el desarrollo de la campaña de vacunación y las restricciones que se vienen aplicando han empezado a estabilizar las cifras y opinó que el «freno de emergencia» acelerará esta tendencia.

Para el Gobierno federal resulta primordial asumir el control de la gestión de la pandemia que causó más de 81.000 muertos en el país.

La tercera ola de infecciones, marcada por una rápida propagación de las variantes del virus, todavía no alcanzó su pico, según los virólogos.

Algunos partidos nacionales, como los liberales del FDP, y otros regionales como los bávaros Freie Wähler, se oponen a la normativa y el el Tribunal Supremo de Karlsruhe recibió 25 recursos contra la ley, según un vocero.

Alemania registró este sábado 23.392 nuevos casos de coronavirus y 286 muertes relacionadas con la enfermedad, informó el Instituto Robert Koch (RKI).

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: