24 de junio de 2021

«El objetivo es llegar con la reparación de derechos a todas las personas con discapacidad»

El presidente del Instituto Provincial para la Inclusión de Personas con Discapacidad (Iprodich), José Lorenzo, valoró los avances en el proceso de inmunización de este grupo considerado prioritario en el Plan Provincial de Vacunación anti COVID-19 y recordó que desde el lunes, continuando con la tareas que venía realizando el Consejo Provincial de Vacunas y el Comité de Expertos, se autorizó la posibilidad que se empiecen a vacunar personas con discapacidad, con factores de riesgo, entre 19 y 59 años.

El titular del Iprodich explicó que el organismo había habilitado un registro, por el término de 20 días, en el cual se inscribieron unas 1700 personas que reúnen esas características, como así también las personas con discapacidad que están institucionalizadas, es decir, quienes concurren a entidades públicas o privadas. Todas estas personas suman un total de 2500 beneficiarios y beneficiarias. 

Lorenzo adelantó que la intención del Gobierno de la provincia es avanzar con las demás personas con discapacidad y los demás organismos, instituciones y entidades que soliciten ser vacunados. «La ministra de Salud Pública, Paola Benítez, manifestó en el Consejo de Vacunación es que hay más de 200 instituciones como las funerarias, empresas periodísticas y muchos otros sectores que piden ser incorporados; y eso es lo que va a ocurrir, de manera paulatina: en ese orden también van a ser vacunadas personas con discapacidad de entre 18 y 59 años sin factores de riesgo», apuntó en declaraciones a Radio Provincia. 

Tramitar el CUD

Según los registros provinciales, de acuerdo al último censo que se hizo en el 2010, el 12,4% de la población tiene algún tipo de discapacidad, con lo cual, en números la cifra se ubica en torno a las 130.000 personas. «El Iprodich tiene registradas a 31.000 personas con el Certificado Único de Discapacidad que, si bien es un documento público, no es obligatorio por lo que la brecha que tenemos es muy grande», reflexionó.

En este sentido, Lorenzo recordó la importancia de tramitar el CUD ya que es requisito para realizar un número creciente de gestiones como exenciones impositivas, acceder a taifas planas en Sameep y Secheep, acceder a una vivienda o para la compra de un vehículo, entre muchos otras. El titular del Iprodich marcó de todas maneras que existe un número «creciente» de personas buscando acceder al certificado de discapacidad, aunque el proceso se vio «frenado» por la pandemia. «Comenzamos con 1800 y culminamos el año con 5000 personas certificadas; y en 2020 cerramos en 5300, con pandemia incluida», valoró.

A pesar de la demanda creciente, Lorenzo entendió que superar la brecha entre las personas con discapacidad no registradas y las que cuentan con el certificado es «titánica». «Nos falta mucho por hacer de manera colectiva, porque superar esta situación también requiere de un compromiso de la comunidad que, a lo mejor no tiene una persona con discapacidad en su familia pero sí un vecino al que puede ayudar comunicándose con nosotros: nuestro objetivo es llegar a todos con la reparación de derechos», planteó.

Para tramitar el certificado, por el contexto de pandemia, se puede hacer la gestión de manera virtual y presencial. La línea de teléfono 0800 777 3456  está a disposición de los interesados. También continúa en funcionamiento la sede del Iprodich en la Terminal de Ómnibus de Resistencia, que se está ampliando para que funcione como una pequeña sede, además de las oficinas centrales. En el interior, funcionan las oficinas de Sáenz Peña, Villa Ángela, Charata y la de San Martín, que fue inaugurada el pasado viernes 29 de abril con la presencia del gobernador Jorge Capitanich. 

A %d blogueros les gusta esto: