1 de diciembre de 2021

Servicio de Urología del Perrando, más de 35 años funcionando y formando nuevos especialistas

El 2 de mayo se celebró el Día del Urólogo, por esta razón el Ministerio de Salud Pública del Chaco quiere destacar la labor que a diario realiza cada profesional especialista en urología del sistema sanitario provincial. En particular al servicio de Urología del hospital “Julio C. Perrando”, según recordó Ernesto Vernengo, médico urólogo y jefe de la mencionada área, “tiene una trayectoria de más de 35 años de funcionamiento continuo, atendiendo a pacientes con patologías urológicas y formando profesionales especialistas en urología”.

El servicio de Urología del Perrando está conformado por el personal de secretaría, mucamos y mucamas, médicos del staff, jefe de residentes y residentes. “Es el único servicio del nordeste que cuenta con la formación o residencia en urología, que lleva cuatro años, otorgando el título de especialista en urología avalado por el Ministerio de Salud Pública del Chaco”.

Actividades del servicio

Entre las principales actividades que se realizan diariamente en el servicio de Urología del Perrando, Vernengo mencionó a “la revista de sala, donde se realizan los controles de los pacientes post operatorios de cirugías urológicas; actividades académicas, donde se hacen ateneos y se discuten casos; y áreas de consultorios externos, donde se realizan las consultas diarias y se atienden derivaciones de diferentes puntos o localidades de la provincia del Chaco”.

El servicio funciona de lunes a viernes, de 7 a 14, para la “demanda espontánea”. Vernengo relató que “desde el interior se pueden comunicar al número 0362-4425050 interno 1530”, y ante urgencias se pueden dirigir a la guardia del hospital Perrando, ya que “el servicio cuenta con una guardia activa de 24 horas”, explicó.

“También dentro del servicio se realizan procedimientos quirúrgicos que pueden ser de alta complejidad o de baja complejidad”, mencionó Vernengo. “Contamos con un quirófano y sala de endoscopia y realizamos entre 40 y 50 procedimientos mensuales”, relató el jefe del servicio, quien recordó que pese al complejo escenario de pandemia, entre marzo de 2.020 y marzo de 2.021 se llevaron a cabo cerca de 400 cirugías urológicas de alta complejidad.

“El servicio adquirió en el último año equipamiento de alta tecnología y última generación, como una torre de cirugía video laparoscópica y equipos endoscópicos para cirugías de próstata y vejiga”, enumeró. Este tipo de inversión permite realizar cirugías mínimamente invasivas que “generan el alta precoz de pacientes y la liberación continua de camas”, resaltó.

Por su parte, Abel Amarilla, quien es médico del mencionado servicio, destacó que el funcionamiento del área es cercano a la normalidad. “De un tiempo a esta parte estamos atendiendo prácticamente con normalidad. Queremos recordar a los pacientes urológicos, a los pacientes crónicos y en particular a aquellos con enfermedades oncológicas, que deben hacerse sus chequeos normales”, recalcó.

Amarilla recordó que “todo paciente mayor, hombre de entre 50 y 75 años, aún sin síntomas, debe hacerse su chequeo prostático, que consiste en un análisis sanguíneo y un examen prostático”. También remarcó que “ante la presencia de síntomas urinarios, como sangre en la orina, ardor al orinar, dificultad para orinar, la detección de algún bulto o alguna tumoración a nivel genital, deben concurrir al servicio para ser atendidos para un control y evitar complicaciones a futuro”.

Área Quirúrgica

Fabián López es el jefe del departamento del Área Quirúrgica del Perrando y destacó que, en materia de cirugías en el año 2.020, pese al contexto de pandemia, en el hospital Perrando se realizaron “aproximadamente 5 mil cirugías”.

“La demanda de atención médica continúa y a veces es impostergable, y pese a las restricciones y cuidados que impone la pandemia, la demanda sigue siendo muy activa y dinámica”, expresó. “Luego de los primeros meses de restricciones se preveía que iba a haber un aumento en la demanda de salud, por eso fue necesario ir organizando estrategias de contención para esta demanda acumulada, sobretodo de patologías crónicas”, explicó.

Entre estas estrategias se implementó un programa de inversión para las áreas quirúrgicas mediante la adquisición de equipamiento de última tecnología e insumos para los distintos servicios quirúrgicos, como los que mencionó Vernengo al hacer mención al servicio de Urología. “Se pudo organizar la actividad quirúrgica para continuar de forma dinámica atendiendo a la demanda acumulada”, relató López.

A %d blogueros les gusta esto: