27 de septiembre de 2021

Nación Ekeko gesta una «Qomunidad» sonora porque «nadie se salva solo»

Nación Ekeko, proyecto musical solista del Tonolec Diego Pérez.

Nación Ekeko, proyecto musical solista del Tonolec Diego Pérez.

Nación Ekeko, proyecto musical solista del Tonolec Diego Pérez, propone en su reciente tercer disco «Qomunidad» un mensaje sonoro socioambiental que orilla el millón y medio de escuchas en Spotify y que para el artista «tiene que ver con entender que nadie se salva solo».

«Creo que con la pandemia llegamos como a un límite. Pensamos que iba a haber un parate y que los océanos se estaban limpiando por la menor actividad, pero las corporaciones aprovecharon para meter más megaminería e incendios forestales», grafica el músico oriundo del Chaco.

Como contrapartida, el autor, cantante y multinstrumentista apunta que «frente a este desastre que no se detiene, aparecieron con más fuerza cuestiones como la comunión, la comunidad, el trabajo colectivo, las desfronterización; son varios mensajes que vienen de alguna manera a unificar, a hacernos entender que nadie se salva solo».

«Pensamos que iba a haber un parate y que los océanos se estaban limpiando por la menor actividad, pero las corporaciones aprovecharon para meter más megaminería e incendios forestales»

Diego Pérez

Para el artista esa síntesis, advierte, «se encuentra en el mensaje de los pueblos originarios que conviven en esta tierra desde siempre y que nos hacen entender que la naturaleza no nos pertenece sino que pertenecemos a la naturaleza. Comprender eso cambia notablemente el punto de vista».

«Con la pandemia como mejor ejemplo ya llegamos a un momento límite y logramos expandir la propuesta al hacer una campaña virtual de lanzamiento del disco también en México y en España», dijo Pérez durante una entrevista con Télam en referencia al impacto de «Qomunidad».

«Esa fue la manera -abunda- en la que pudimos presentar un disco en este momento donde no se puede hacer algo presencial y formal y, de paso, experimentar qué pasa con lo digital».

En «Qomunidad» y junto a la atrapante fusión entre sonidos de raíz y electrónicos que son marca registrada en Nación Ekeko se anotaron importantes colaboraciones.

[embedded content]

NACION EKEKO – Qomunidad

Del registro tomaron parte artistas internacionales como VengaVenga (Brasil/Portugal) en «Fronteras», Muerdo (España) en «Hermanos» y Julieta Venegas (México) en «El paraíso».

La nómina local, en tanto, reúne a Maryta de Humahuaca en «Arriba quemando el sol», a la mendocina Paula Neder en «Deja que el agua corra», al grupo Arbolito en «Baila baila», a Big Mama Laboratorio en «Shamkay», y a la voz de Mercedes Sosa (con autorización de la familia de la artista) en «Como la cigarra».

«La intención a partir de estas colaboraciones fue darle entidad a una red humana real que se genere aunando creatividad en pos del disco», destaca quien junto a la intérprete Charo Bogarín fundó Tonolec en 2005 y además es parte de Les Yacaré.

– Télam: ¿De qué manera se fue dando esa confluencia artística de la que da cuenta «Qomunidad»?
– Diego Pérez: Estas convocatorias no obedecen a la lógica de los sellos que suman artistas como una estrategia de venta sino que como artista independiente apunto a una conexión artística, de ideas, y también de amistad. Y cada personaje que participa del disco tiene su propia historia conmigo en un entramado verdadero.

– T: Entre esos aportes llaman la atención los del español Muerdo y la mexicana Venegas…
– DP: Muerdo me convocó para que haga la producción de su disco «La sangre del mundo» para Warner España, y de ese conocimiento previo lo invité a ser parte. Con Julieta se dio de manera más improvisada aunque yo la admiro hace años y fue saliendo de a poco esta idea de que participe de «El paraíso».

– T: ¿Qué diferencia y qué liga a este disco con sus antecesores «La Danza» (2015) y «Caminos» (2018)?
– DP: Diría que «La Danza» es un disco en el que tiene más que ver lo que observo en un viaje y es un collage unido por el ritmo y la danza. En «Caminos» esas cosas que vi hicieron huella en mí y hablo desde un lugar más subjetivo, y en «Qomunidad» aparece fuertemente la necesidad de apertura y por eso invito a un músico en cada canción y me abro a compartir, a cocrear con el otro. A compartir.

En "Qomunidad" hay una atrapante fusión entre sonidos de raíz y electrónicos.

En «Qomunidad» hay una atrapante fusión entre sonidos de raíz y electrónicos.

– T: ¿A qué sentís que obedece esa decisión, esa necesidad?
– DP: A mí me viene pasando que me encuentro con gente de todo el mundo y así percibo que se construye una especie de comunidad planetaria y que funciona como respuesta a que las corporaciones también son redes mundiales.

– T: ¿Estás planeando presentar «Qomunidad» en vivo?
– DP: De momento hay dos sueños porque no puedo pronosticar proyectos: una gira de un mes en México, por donde vengo tocando regularmente los últimos cinco años, en foros chicos con protocolo, e irme luego para Europa con un plan similar. Y entre agosto y septiembre armar un streaming mundial mostrando los temas en otras versiones desde el piano y con loop.

– T: ¿Todo en plan solitario?
– DP: Hoy en día no habría otra posibilidad, pero además desde hace unos años estoy viajando solo con un set donde mezclo e improviso lo acústico y lo electrónico y le sumo visuales en una puesta muy rotunda.

– T: ¿ En qué situación se encuentra Tonolec?
– DP: Hace ya bastante tiempo con Charo habíamos frenado la parte de producción de Tonolec para priorizar nuestros proyectos solistas, aunque tenemos mucho material en 15 años de trabajo y podemos seguir con los recitales cuando eso sea posible.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: