19 de septiembre de 2021

Emmita continúa su tratamiento: «Ahora el trabajo lo tiene que hacer ella»

El pasado 11 de mayo Emmita fue infundida con el medicamento Zolgensma, un remedio para niños y niñas que tienen atrofia muscular espinal (AME), enfermedad que padece la beba chaqueña de un año. El medicamento, que lleva el mote del «más costoso del mundo», costó unos 2 millones de dólares, y contó con la loable ayuda del influencer Santi Maratea para llegar al monto.

Luego de recibir la medicación, realizada en el Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires, el lunes 17 de mayo Emmita y sus padres arribaron a Resistencia para continuar con el tratamiento.

Enzo Gamarra, padre de la pequeña, comentó que «desde el martes 18 Emmita retomó sus actividades. No podía no estar con su estimuladora temprana, ya está jugando con ella, además que continúa haciendo pileta». «Volvimos un poco cansados luego de todo aquel proceso. Ahora Emmita tiene que hacer todo el trabajo y nosotros acompañamos», señaló Enzo. 

Asimismo, comentó que se están conformando equipos interdisciplinares para su seguimiento y dentro de entre 60 y 90 días deberán volver al Hospital Italiano para controles: «La idea es que trabajen en conjunto profesionales de Resistencia y del Italiano, e ir viendo los avances».

Hoy los trabajos que realiza son en su mayoría motrices que tienen por objetivo que vaya cobrando fuerzas en piernas, brazos, cabeza, y lo concerniente a la deglución.

A %d blogueros les gusta esto: