26 de septiembre de 2021

Con controles de ingreso y circulación, el intendente de Margarita Belén afirmó que “están descendiendo los contagios”

En pleno auge de la segunda ola de COVID-19 en todo el país, la localidad de Margarita Belén se encamina en un período de recuperación que contrasta una notable baja en los casos positivos activos respecto a las semanas anteriores, algo que es bien recibido por el intendente local Javier Martínez que destacó el protocolo de medidas y los consensos logrados con los visitantes turísticos los fines de semana. 

“Afortunadamente pudimos bajar los contagios en los últimos días, bajamos a 56 positivos activos del pico de 122 que tuvimos, confiamos que en los próximos días podamos seguir reduciendo este nivel de contagio”, comentó Martínez en comunicación con Radio Provincia, sin embargo, aclaró que “esto es muy dinámico y estamos atravesando esta segunda ola, y estas nuevas cepas que creemos pueden estar acá en la zona, asique hay que seguir avanzando con la vacunación, haciendo todos los testeos que se puedan para identificar rápido a los positivos, aislarlos y evitar nuevos contagios”. 

Sobre las medidas que rigen actualmente en la ciudad, el intendente explicó que “hay un control policial y municipal en el acceso a la localidad”, y agregó que “pedimos y tratamos de consensuar el ingreso a personas que tienen casas de fin de semana en la localidad, y hemos acordado permitirles el ingreso a estas personas, pero con la condición de que no circulen por el pueblo. En general han respetado y se ha cumplido con esa solicitud”. 

A su vez, el intendente comentó que se trabajó en “una apertura restringida” para algunos sectores, entre los cuales se incluyó a los gimnasios: “Como logramos el descenso de los casos y ante el planteo de estos sectores, decidimos encontrar el equilibrio de que puedan funcionar al aire libre, entonces minimizamos la posibilidad de contagios y ellos también pueden trabajar”, explicó. 

Más allá de que la situación comienza a tomar un tono favorable, Martínez destacó que “estamos permanentemente trabajando mancomunadamente” con las áreas de Salud de la provincia, y destacó que el proceso de vacunación “tiene un esquema muy bien organizado”. “Seguimos avanzando muy bien en el proceso de vacunación, y también se trabaja muy bien con los operativos de hisopados, que se hacen 1 o 2 por semanas, algunas veces masivos con más de 100 testeos”, contó. 

No obstante al contexto positivo, en la localidad se continúa insistiendo en el respeto a las medidas de bioseguridad como uso de barbijos, distanciamiento social y lavado frecuente de manos, algo que parece imprescindible al recuerdo del intendente previo a la desmejora sanitaria: “Nos pasó que cuando en nuestro pueblo no había casos todos nos relajamos un poquito, entonces, cuando trepó el nivel de contagios, con haber superado más de 100/120 casos, claro que la comunidad entera entendió que esto se podía complicar aún más”, planteó, y concluyó que, también, el fallecimiento de personas de la localidad “hizo que la gente tome conciencia que el COVID mata, porque muchas veces lo vemos por tele, lo vemos lejano, pero cuando toca de cerquita dimensionamos la realidad de la situación”. 

A %d blogueros les gusta esto: