24 de septiembre de 2021

Pese a la tensión, Estados Unidos y China discutieron cómo seguir su relación económica

Tensión entre potencias: los gobiernos de Joe Biden y Xi Jinping buscan mejorar su comunicación y llegar a acuerdos.

Tensión entre potencias: los gobiernos de Joe Biden y Xi Jinping buscan mejorar su comunicación y llegar a acuerdos.

Mientras el presidente Joe Biden menciona a China en cada uno de sus discursos económicos y advierte la necesidad de recuperar el terreno perdido, el viceprimer ministro chino, Liu He, se reunió este miércoles de forma virtual con la secretaria de Tesoro estadounidense, Janet Yellen, para discutir cómo seguir con la relación bilateral, tras la guerra comercial y escalada de arancelas de los últimos años.

«Las dos partes estiman que las relaciones económicas entre China y Estados Unidos son muy importantes» y «desean mantener la comunicación», informó sobre la reunión la agencia de noticias china Xinhua, mientras el Tesoro estadounidense emitió un comunicado en el que destacó que su Gobierno quiere «cooperar en los ámbitos que benefician a Estados Unidos, mientras aborda con franqueza los asuntos preocupantes», informó la agencia de noticias AFP.

Ya la semana pasada, el jueves, funcionarios de Comercio de ambos países habían mantenido un encuentro virtual, el primero de todos desde la asunción de Biden, para comenzar a allanar un camino minado por el Gobierno anterior de Donald Trump.

Liu He, el principal negociador de Bejing en la guerra comercial con Estados Unidos, habló con Katherine Tai, representante estadounidense de Comercio de Biden. No se supo mucho del contenido de la reunión, excepto que el Gobierno chino la calificó de «constructiva».

Tregua en Buenos Aires

Trump eligió la confrontación económica con China como uno de sus pilares de su programa comercial. Cuando la escalada de aranceles comenzó a preocupar a todo el mundo, incluido Gobiernos e inversionistas aliados, Trump y el presidente chino Xi Jinping firmaron una tregua en Buenos Aires, en paralelo a la cumbre del G20, en enero de 2020.

Según este acuerdo, ambas partes deben reunirse cada seis meses para continuar negociando una normalización del vínculo.

Al final de este acuerdo llamado «Fase 1», China acordó importar bienes estadounidenses por 200.000 millones de dólares durante dos años, que supuestamente permitirán reducir el déficit estadounidense.

En abril, el Gobierno de Biden anunció que quería hacer un balance de las promesas hechas por China para definir cómo continuaría.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: