16 de octubre de 2021

En una semana, el Tren Sanitario bonaerense atendió a 1.500 personas y detectó 168 casos

Cuatro puestos ubicados en el primer vagón realizan los hisopados, que luego son analizados en un laboratorio de la misma formación.

Cuatro puestos ubicados en el primer vagón realizan los hisopados, que luego son analizados en un laboratorio de la misma formación.

Más de 1.500 personas fueron atendidas entre el sábado 29 de mayo y el viernes 4 de junio en las cuatro estaciones en las que se detuvo hasta el momento el Tren Sanitario que recorre localidades del interior bonaerense con la misión de detectar coronavirus, vacunar contra la gripe y ofrecer otro tipo de asistencia médica de carácter preventivo.

Conforme a las autoridades sanitarias bonaerenses, en ese mismo lapso, 331 personas fueron hisopadas tras detectarles síntomas compatibles con la Covid-19, de las cuales a 168 (50,75 por ciento) les dio resultado positivo.

En tanto, el personal de salud del convoy sanitario vacunó a 947 bonerenses contra la gripe -también hubo vacunación antineumocócica- y a 17 se las inscribió en la campaña oficial Buenos Aires Vacunate contra el coronavirus.

Cientos de personas acudieron a lo largo de esta semana a Vicente Casares, Cañuelas, San Miguel del Monte y Las Flores, las cuatro localidades en las cuales se detuvo el Tren Sanitario para prestar servicios a los pobladores.

Ese convoy cristaliza un proyecto articulado entre la Nación, la provincia de Buenos Aires y la empresa Trenes Argentinos, que recorrerá localidades del interior provincial para brindar atención primaria, proponer actividades preventivas, vacunar contra la gripe y la neumonía ,y realizar controles de coronavirus.

El equipo de salud se mantiene incesantemente en movimiento y con sus pecheras blancas y guardapolvos celestes dominan gran parte de la escena que se repite, localidad tras localidad.

El equipo de salud se mantiene incesantemente en movimiento y con sus pecheras blancas y guardapolvos celestes dominan gran parte de la escena que se repite, localidad tras localidad.

La formación

 
Compuesta por dos coches Sorefame que estaban varados en Córdoba y reacondicionados a nuevo, el convoy descansaba días atrás en una de las vías laterales de la estación de Cañuelas, mientras a uno y otro lado la fila de personas se agigantaba a medida que transcurrían las horas, según pudo constatar Télam en el lugar.

La escena, que tuvo su primera postal en la localidad de Vicente Casares, se repitió en Cañuelas, San Miguel del Monte y este sábado en Las Flores.

Cuatro puestos ubicados en el primer vagón realizan los hisopados, que luego son analizados en un laboratorio de la misma formación, donde llegan quienes tienen algún tipo de síntoma compatible con la Covid-19.

Los andenes mostraban un movimiento inusual para estas estaciones, donde, hasta Cañuelas, circula un tren cada 40 minutos y hasta San Miguel del Monte, solo cuatro por día.

Los andenes mostraban un movimiento inusual para estas estaciones, donde, hasta Cañuelas, circula un tren cada 40 minutos y hasta San Miguel del Monte, solo cuatro por día.

En el segundo vagón, hay dos consultorios médicos en los que se inmuniza contra la gripe y la neumonía y una farmacia donde se almacenan las vacunas.

En la formación trabajan alrededor de 15 personas fijas del equipo bonaerense de salud, a las que suele sumarse personal sanitario local.

Si el test es positivo, se les practica una prueba PCR que diagnostica el coronavirus.

Si el test es positivo, se les practica una prueba PCR que diagnostica el coronavirus.

Un técnico, un enfermero administrativo, tres enfermeros para hisopados y vacunación, un bioquímico, dos médicos generalistas y una persona de mantenimiento, además del personal de Trenes Argentinos encargado del traslado de la formación, acompañan a los Sorefame.

«Las personas llegan hasta el lugar donde hemos arribado con el tren y se los va recibiendo para determinar las razones por las cuales concurren. Se detectan síntomas, se los identifica y en función de esto se los deriva hacia el lugar donde serán atendidos», explicó en diálogo con Télam Noelia López, directora de Salud de la provincia de Buenos Aires.

La funcionaria detalló que en el tren se realizan además de los hisopados y controles por la Covid 19, medicina preventiva con análisis de urea, creatinina, glucosa, hemograma y hepatograma y se lleva adelante el calendario completo antigripal.

Un técnico, un enfermero administrativo, tres enfermeros para hisopados y vacunación, un bioquímico, dos médicos generalistas y una persona de mantenimiento integran el equipo sanitario.

Un técnico, un enfermero administrativo, tres enfermeros para hisopados y vacunación, un bioquímico, dos médicos generalistas y una persona de mantenimiento integran el equipo sanitario.

«Aquellos que vienen a vacunarse contra la gripe o la neumonía son atendidos en el vagón donde están los vacunatorios. Los que presentan algún síntoma compatible con Covid se los deriva a un sector donde se hace una consulta más profunda y, en caso de que la situación lo amerite, se le realiza un test de antígenos rápido en el otro vagón», contó López.

Si el test es positivo, se les practica una prueba PCR que diagnostica el coronavirus.

«En ese caso se los aísla de modo prevenvivo, para lo cual contamos con el apoyo de la localidad en la que estamos, ya que ellos son, después, los encargados de hacer el seguimiento y contención de esa persona», aclaró la funcionaria, y contó que las personas mantienen la distancia social y siguen las indicaciones, por lo que «no hemos tenido problemas en ese sentido».

El Tren Sanitario se utiliza también para inscribir en el registro de vacunación contra la Covid-19 a quienes aún no lo hicieron, y aunque aún no se realizan inmunizaciones allí, López adelantó que esa posibilidad «está contemplada para cuando la cantidad de vacunas sea suficiente».

Cientos de personas acuden de los distintos pueblos.

Cientos de personas acuden de los distintos pueblos.

Testimonios

«Somos entre 10 y 15 personas que nos vamos desplazando hacia los lugares donde va el tren. Por ahora, ya que son poblaciones cercanas a la Capital, lo hacemos en una combi, pero para cuando se vaya alejando, ya estamos coordinando con los respectivos lugares para alojamiento», afirmó sobre el trabajo del equipo.

Aldemia y Walter, dos vecinos de Cañuelas, llegaron hasta el tren con su hijo Benicio, de 9 años. «Tiene asma y lo vamos a vacunar contra la gripe», relató la madre, quien dijo que se enteraron que el tren había llegado allí «por lo que comentaron los vecinos».

«Supimos que hoy iba a estar acá y vinimos porque ir al hospital local es muy engorroso; se demora mucho y hay que estar mucho esperando, además de que siempre hay mucha gente y en estos momentos, con la pandemia, no es conveniente», agregó la mujer.

El personal de salud del convoy sanitario vacunó a 947 bonerenses contra la gripe; también hubo vacunación antineumocócica.

El personal de salud del convoy sanitario vacunó a 947 bonerenses contra la gripe; también hubo vacunación antineumocócica.

Otro tanto ocurrió con Ubaldo y Oriana, quienes se acercaron al tren para vacunarse contra la gripe. «Acá es más fácil, no hay que esperar tanto como en el hospital y te facilitan el trámite. Está muy bueno que esté el tren aquí», dijo Ubaldo.

El Tren Sanitario llegará en los próximos días a las localidades de Cacharí, Azul, Hinojo, Olavarría, Lamadrid, Coronel Suárez, Pigüé, Saavedra, Torquinst y Bahía Blanca, con una permanencia de entre tres y cuatro días en cada destino.

Carolina Guerrero, terapista ocupacional y coordinadora del equipo de salud del tren, comentó a Télam que «la gente se acerca con muy buena onda y nos trata muy bien. Atendemos a más de 200 personas por día y llegan porque se enteraron por vecinos o porque les llegó un aviso de la municipalidad o porque lo vieron o escucharon en los medios locales».

«Nosotros lo vimos en el periódico de acá de Cañuelas, El ciudadano, y yo vine a vacunarme contra la gripe. Ya tengo las dos dosis de la Sputnik V», afirmó Carlos, de 77 años, quién junto a Rosa, de 75, inoculada ya con una dosis de AstraZeneca, esperaban la vacuna contra la gripe.

Los andenes mostraban un movimiento inusual para estas estaciones, donde, hasta Cañuelas, circula un tren cada 40 minutos y hasta San Miguel del Monte, solo cuatro por día.

El equipo de salud se mantiene incesantemente en movimiento y con sus pecheras blancas y guardapolvos celestes dominan gran parte de la escena que se repite, localidad tras localidad.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: