16 de octubre de 2021

Roger Helou presenta su disco de piano solo: «20 minutos de pura serenidad y franqueza»

Helou: versiones de "Sus ojos se cerraron" y "Si llega a ser tucumana", entre otras

Helou: versiones de «Sus ojos se cerraron» y «Si llega a ser tucumana», entre otras

Roger Helou, pianista y arreglador argentino radicado en Francia, considerado uno de los referentes del tango actual, lanzó su primer disco solista, que reúne grabaciones en piano solo con improvisaciones sobre obras de la música popular argentina y al que define como «20 minutos de pura serenidad y franqueza».

«Roger Solo (miniaturas en piano)» se trata de un nuevo paso en el sólido camino que transita Roger tras 20 años como director de su propia orquesta, Silencio, y de otros tantos como participante de diferentes formaciones instrumentales y acompañando y produciendo a importantes figuras argentinas y extranjeras de la canción.

«Veo este trabajo como el resumen de muchos años de profundizar, y de ir cada vez más adentro en nuestro hermoso género canción», indicó Roger Helou en charla con Télam, para describir el significado que tiene este disco en su vida.

Con la espontaneidad del vivo –todas las piezas fueron grabadas en tomas únicas y sin edición-, Roger presenta en su flamante disco versiones libres y breves de clásicos del tango como «Sus ojos se cerraron», «Vete de mí» y «Nada», y del folclore como «Si llega a ser tucumana», donde se escuchan arreglos con vuelo pero sin perder la presencia de las melodías.

[embedded content]

«Roger Solo»

En ese sentido, el músico apuntó: «Las melodías son el eje central. Se puede decir que me agarré de las melodías para pegar un par de saltos vertiginosos, pero las melodías siempre están ahí».

«Roger solo» es un disco que no fue planificado, sin embargo, las vueltas del destino hicieron que el músico decidiera dejar un registro de estas grabaciones, que contaron con la técnica de Adolfo Schmidt.

«No me gustan los discos de piano solo, en general me agobian, pero creo que en este caso puede llegar a ser un disco ameno: las piezas son miniaturas, el disco dura menos de 15 minutos», dijo Helou.

Su discografía va desde el acompañamiento de canciones de varios estilos (criollo, canción francesa, folclore) hasta producciones orquestales, pasando por ensambles de todos los formatos de tango instrumental, y hasta la música del siglo XIV.

«Veo este trabajo como el resumen de muchos años de profundizar, y de ir cada vez más adentro en nuestro hermoso género canción.»

Roger Helou

Además de estar al frente de su orquesta, desde 2001 integra el cuarteto Martes Tango; fue invitado a dirigir la Orquesta de Música Argentina J. Filiberto en el CCK, escribió orquestaciones para proyectos sinfónicos en Europa, acompañó al Tata Cedrón en distintas actuaciones o reunió para un disco a Ciro Pérez y Orlando Dibelo, entre otros muchos proyectos.

Télam: ¿Cómo surge esta grabación de tu primer disco solista?

Roger Helou: Por casualidad, fue así: una amiga que trabaja en una radio me pidió música de fondo para un radioteatro. La música que grabé ahí estaba destinada para ser escuchada en segundo plano. Con lo cual fui al estudio no con la idea de grabar un disco solista, ni mucho menos, sino de grabar unas piecitas cortas, con cierto clima. Cuando escuché lo que había grabado, me di cuenta de que la estética que lo quiere plasmar realmente me representa, tanto armónicamente como en la simplicidad, y también la complejidad armónica y rítmica.

Decidí publicarlo como disco solista, puesto que de otra manera no se habría dado nunca la ocasión.

T: ¿Cómo fue surgiendo el repertorio? ¿Son piezas que tocaste mucho a lo largo de estos años?

RH: Fue de pura casualidad. Estaba ensayando unos temas que tenía que te acompañan para otra ocasión, de tangos cantados. Realmente son improvisaciones.

T: El hecho de haberlo grabado en tan poco tiempo y en tomas únicas le da una frescura especial a este trabajo, donde la improvisación y la inspiración tienen un lugar importante. ¿Puede decirse que fue un desafío musical para vos lanzarte a esta propuesta en piano solo?

RH: Por suerte no lo fue. Pienso que si hubiera sido un desafío, un salto al vacío desde muy alto, o sea la que fuere la metáfora, no habría podido explayarme con tanta sinceridad. Fueron 20 minutos de pura serenidad y franqueza.

T: ¿Qué representa «Roger Solo» en tu carrera y en tu vida? ¿Lo ves como una bisagra o como una continuidad del camino recorrido?

RH: Veo este trabajo como el resumen de muchos años de profundizar, y de ir cada vez más adentro en nuestro hermoso género canción. Fue gracias a la labor de acompañar cantantes, que vengo haciendo desde hace aproximadamente 10 años, o sea poco, que pude ir desarrollando un lenguaje armónico, un fraseo particular, con mucho de lo aprendido en las escuchas de los discos, como los de Lucio Demare con Agustín Irusta, por ejemplo. Una manera de tergiversar las melodías, apurar los tiempos, «abreviar», única de nuestra música, particularmente de los años 30 y 40, que desde los 60 se ha ido perdiendo, como un oficio que se olvida.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: