16 de octubre de 2021

La policía debió intervenir para desbaratar varias fiestas clandestinas

En plena segunda ola de coronavirus en la provincia, las fuerzas de seguridad y las autoridades del Gobierno continúan trabajando intensamente para aminorar la actividad nocturna, fundamentalmente  las fiesta clandestinas que, sólo en lo que va del fin de semana ya suman 25. El saldo: secuestros de drogas, bebidas alcohólicas y más de 100 vehículos, además de personal policial con lesiones leves.

Según el parte policial, en la madrugada de este domingo, tras un importante despliegue, la policía  sorprendió y puso fin a una fiesta electrónica que se realizaba en un predio ubicado a varios kilómetros ingresando por el kilómetro 1016 de la Ruta Nacional N° 11, en el ejido de la municipalidad de Puerto Tirol.

Allí, quedaron demoradas dos personas como organizadores.

Además, hubo otra fiesta con más de 600 personas en la zona sur de Resistencia y otras más en el interior provincial.

Operativo importante

Alrededor de las 3 de la mañana, se detectó una posible fiesta en un establecimiento, conocido como Granja “La Misericordia”, que queda ingresando a la altura del kilómetro 1016 de la Ruta Nacional N° 11, de allí varios kilómetros, establecimiento que queda jurisdicción policial de la Comisaria de Puerto Tirol, organizándose un dispositivo de seguridad.

Participaron cerca de 70 efectivos. Además intervino el subsecretario de Planificación de Seguridad, Leandro Álvarez; el director General de Abordaje Territorial, Carlos Pintos; el director General de la Caminera, Cesar Jacquet; y el director de Zona Metropolitana, Dario Valussi. También formó parte del despliegue el departamento Infantería y la División Fuerza Operaciones Estratégicas Femenina.

En el lugar, se constató la presencia de alrededor de 500 personas y 140 vehículos.

Los funcionarios provinciales ingresaron al predio y notificaron las actas de infracción a organizadores, encargados y concurrentes.

Además, incautaron rodados y elementos de sonido, y también se secuestró la suma $43.895.

Por otra parte, se detectaron varias sustancias que efectivos del Departamento Antinarcótico Metropolitana establecieron que se trataba marihuana y cocaína.

A la vez, se dio intervención a la empresa SECHEEP, que interrumpió el suministro eléctrico y secuestró el medidor.

Disturbios y heridos

En otra intervención policial que se llevó a cabo en Machagai, personal de la comisaría y motociclistas del GMM, concurrieron a un domicilio de Ángel Lagatta del Barrio Pueblo Viejo, en virtud a que se realizaba un evento clandestino.

Al llegar fueron agredidos con disparos de “tumbera” (arma de fuego de fabricación casera), ladrillos, piedras y todo tipo de elementos contundentes.

La policía repelió el ataque para disuadir a los agresores pero estos continuaban con la hostilidad por lo que se retiraron del lugar.  

Posteriormente, regresaron al domicilio donde incautaron varias botellas, trozos de ladrillos y una tumbera, además de detener a dos personas.

Masiva concurrencia

Asimismo, en José Mármol al 2700 de Resistencia, agentes de la comisaría Quinta Metropolitana junto al grupo de Eventos Nocturnos, desalojaron una fiesta que contaba con gran cantidad de concurrentes. El organizador de 40 años fue notificado del acta de infracción.

Lo mismo ocurrió en Rivadavia al 231 de Charata, donde personal de la Comisaria Segunda constató una reunión sin autorización con 60 personas involucradas.

Uno de los concurrentes fue demorado por ocasionar hechos de violencia mientras que personal de Secheep procedió a retirar el cableado y el medidor.

 En tanto en el barrio Nuevo de Hermoso Campo, 40 ciudadanos fueron invitados a retirarse del encuentro prohibido del que participaban. Personal de la empresa eléctrica provincial retiro el medidor, que permitió de esta manera que los dueños de casa salgan de la finca y sean notificadas de la infracción.

Minutos antes, un joven de 20 años fue demorado por intentar evitar el corte se suministró eléctrico.

En calle Belgrano de Pampa del Infierno y en el barrio Arce de la ciudad termal, los agentes policiales intervinieron en sendos eventos, con el secuestro de los medidores de ambos domicilios, una bomba de agua, un equipo de sonido, una rueda de auxilio y un Corsa.

Fin de semana agitado

En lo que va del fin de semana se han desarticulado, en el área metropolitana 10 fiestas clandestinas de las que formaban parte unas 1727 personas.

En tanto en el interior provincial, se desarticularon más de 15 fiestas, con más de 600 concurrentes entre todas y cerca de 300 actas de infracción entre circular fuera del horario permitido y no tener barbijos.

También 32 casos positivos en los controles de alcoholemias, realizados por la Policía Caminera, 10 en el área metropolitana, 6 en San Martín, 5 en Sáenz Peña, 2 en Villa Ángela, 6 en Juan José Castelli y 3 en la ciudad de Charata.

La policía recordó que la provincia continúa con una emergencia sanitaria y hay que tomar responsabilidad. “Se siguen desarrollando este tipo de fiestas, incluso algunas que son organizadas previamente con ventas de entradas en puerta y de manera digital, pedimos tomar conciencia y responsabilidad ciudadana a las personas que asisten, recordar que esto está prohibido y los vecinos pueden denunciar llamando al servicio de emergencias 911”, informaron.

A %d blogueros les gusta esto: