23 de octubre de 2021

Gómez Alcorta subrayó la importancia del Estado para prevenir la violencia de género

“La sociedad nos demanda que el Estado debe ocuparse y hacer intervenciones eficientes”.

“La sociedad nos demanda que el Estado debe ocuparse y hacer intervenciones eficientes”.

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad (MMGyD), Elizabeth Gómez Alcorta afirmó este martes que “los déficit de las intervenciones estatales aumentan los riesgos de quienes sufren violencias de género de ser víctimas de femicidios y de travesticidios”, durante una reunión virtual con las provincias del NEA.

«Pudimos identificar que los déficit de las intervenciones estatales aumentan los riesgos de quienes sufren violencias de género de ser víctimas de femicidios y de travesticidios», sostuvo Gómez Alcorta quien encabezó la reunión del Consejo Federal para la Prevención y el Abordaje de Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios.

Y agregó: «Esta es la razón de ser de este Consejo, que implica poder coordinar las intervenciones nacionales y provinciales articulando los distintos poderes del estado para mejorar la respuesta».

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic; y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, desde la Casa Rosada, también participaron de la deliberación que se desarrolló de forma virtual de la reunión regional del Consejo para prevenir y abordar violencias extremas, con sus pares de las provincias de Chaco, Formosa, Misiones y Corrientes, y funcionarios judiciales y legislativos provinciales.

Gómez Alcorta destacó que poder llevar adelante “una política que federalice lineamientos comunes de prevención de violencias extremas es un hito y estamos seguras que va a haber un antes y un después».

“La sociedad argentina nos demanda hoy a todas y a todos por igual, el Estado debe ocuparse y hacer intervenciones eficientes”, señaló.

En esta ocasión, tras el encuentro regional NOA que tuvo lugar el pasado 4 de mayo, las autoridades nacionales dialogaron con representantes en materia de género, justicia y seguridad de las provincias que integran el Noreste argentino para acordar una agenda de trabajo y firmar acuerdos que permitan mejorar las respuestas del estado ante situaciones de violencia de género.

Las provincias del NEA firmaron actas y convenios que permitirán integrar los servicios de atención, contención y asesoramiento para personas en situación de violencia de género que brinda la Línea 144, con la Línea 911, para la derivación de casos de emergencia por medio del Sistema Integrado de Casos de Violencia por Motivos de Género (Sicvg) del MMGyD.

Las autoridades de Chaco, Misiones, Formosa y Corrientes acordaron unificar las denuncias realizadas en sedes policiales a través del Sistema Único de Registro de Denuncias por Violencia de Género (URGE) de la cartera de seguridad.

Por su parte, Frederic detalló que las “políticas para la prevención de los femicidios y violencias contra la población atravesada por la diversidad de género están comprometidas en las tres poblaciones hacia las cuales destinamos nuestras políticas: la población en general, los grupos que sufren específicamente la violencia de género y las Fuerzas Federales”.

A su turno, el ministro Soria celebró la realización de la segunda reunión del Consejo, al que definió como “una prioridad para nuestro Gobierno” y explicó que “sin transversalidad, no hay una política de género eficiente, y la eficiencia, en este caso, significa salvar vidas”.

El Ministerio de Justicia y Formosa rubricaron un acuerdo que incorpora a la provincia al Sistema de Dispositivos Duales de Supervisión y Rastreo de Agresores. En ese marco, la cartera que conduce Soria proveerá las “pulseras duales” para los casos de violencia de género.

También se hará cargo de la instalación del software, capacitará a los operadores del Centro de Monitoreo y Gestión y garantizará el mantenimiento y asesoramiento técnico del sistema.

Las “pulseras duales” son dispositivos que permiten garantizar el cumplimiento de las medidas cautelares de protección dictadas en casos judiciales de alto riesgo de violencia de género.

Se trata de dispositivos que deben usar víctima y agresor, y que generan una alarma automática cuando se detecta un acercamiento y que demostraron un 100% de efectividad: en ningún caso el agresor pudo acceder a la víctima.

Desde que asumió el Gobierno, en diciembre de 2019, aumentó un 85% la cantidad de dispositivos entregados a las provincias: de 934 a 1734.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: