25 de octubre de 2021

Amplían la denuncia por la supuesta influencia de Macri sobre los jueces Hornos y Borinsky

Tres diputados nacionales del Frente de Todos (FdT) formularon una denuncia para que se investiguen los encuentros entre el expresidente Mauricio Macri y el juez de la Cámara Federal de Casación, Mariano Borinsky, en el marco de la causa en la que ya se analizan las reuniones que el entonces mandatario tuvo con el magistrado del mismo tribunal, Gustavo Hornos.

La ampliación de denuncia fue presentada por los diputados Rodolfo Tailhade, Leopoldo Moreau y Eduardo Valdés y apunta a que se investigue la falta de un debido registro sobre esos encuentros y las consecuencias que los mismos pudieron haber tenido en resoluciones adoptadas por ambos jueces, según surge del texto al que accedió Télam.

«Surge la necesidad de determinar cuál fue el motivo por el cual un Presidente de la Nación en ejercicio se reunía con tanta frecuencia con dos jueces del máximo tribunal penal del país, quienes eran a su vez los encargados de controlar el destino de las causas de mayor relevancia política», sostuvieron los diputados en la denuncia que presentaron ante el juez Marcelo Martínez de Giorgi, quien ya tramita un expediente sobre esa cuestión.

Los denunciantes sostuvieron que «Macri habría influido» sobre ambos jueces «a los fines de direccionar políticamente determinadas causas penales» en las que intervenían como camaristas y señalaron que eso se deduce del «deliberado ocultamiento de las audiencias en el Registro Único de Audiencias del Ministerio del Interior y del análisis de las fechas y horarios en que fueron realizadas».

Los diputados denunciantes enumeraron que Hornos visitó en 6 oportunidades a Macri en la Casa Rosada y por lo menos 2 veces en la Quinta de Olivos, mientras que Borinsky visitó al expresidente 16 veces en la quinta presidencial y 2 en la Casa de Gobierno.

«La falta de registro de las reuniones de Macri con Hornos y con Borinsky en la Casa Rosada y en Olivos no fue un olvido, sino un ocultamiento deliberado con una sola explicación razonable: esos encuentros entre el expresidente y los jueces tenían fines que debían ser ocultados», sostuvieron los denunciantes.

Del detalle de diez encuentros con Hornos o Borinsky cuando ambos magistrados firmaron, el 29 de diciembre de 2016, el fallo con el que dispusieron la reapertura de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: