25 de octubre de 2021

Estigarribia: «Con la música que dejó Salgán tenemos para aprender un par de siglos»

 

Estigarribia: "Salgán es un faro de la literatura pianística del tango".

Estigarribia: «Salgán es un faro de la literatura pianística del tango».

Pablo Estigarribia lanzó «Horacio Salgán Piano Transcriptions», su nuevo disco solista, acompañado por un libro de transcripciones, donde homenajea al gran compositor y pianista argentino -de quien recientemente se cumplieron 105 años de su nacimiento-, sumando un aporte para seguir manteniendo viva la obra de uno de los protagonistas de la época de oro del tango.

«Este trabajo es un humilde homenaje a Salgán, un gran músico que ha marcado la carrera de muchos pianistas que nos dedicamos al tango, por no decir todos. Realmente es un faro en la literatura pianística del tango«, indicó a Télam Pablo Estigarribia, pianista nacido en Resistencia, Chaco.

El instrumentista y compositor de 36 años, quien tocó junto a grandes del género como Leopoldo Federico, María Graña, Horacio Cabarcos y desde hace 13 años viene trabajando junto a Víctor Lavallén, se reconoce como un fanático de Salgán y en su álbum alumbra y pone en valor el talento de este artista considerado como uno de los más grandes renovadores y referentes del tango.

Estigarribia contó que fue la música de Horacio la que lo motivó a dedicarse al tango, y que en este disco buscó plasmar algo de lo que siente por ella.

«Salgán viene a ser un pianista que si bien está enraizado en el tango, hereda lo mejor de muchos géneros musicales, y termina por darle forma a un tango realmente exquisito», dijo acerca del hombre que nació el 15 de junio de 1916 y murió el 19 de agosto de 2016 cuando tenía 100 años, y quien a lo largo de su vida compuso y/o arregló unas 400 obras, estuvo al frente el Quinteto Real y luego armó un dúo con Ubaldo de Lío, guitarrista de aquella formación.

En este trabajo, Estigarribia rescata, transcribe e interpreta la histórica y única grabación que se conoce en vivo de Salgán tocando en piano solo un repertorio de tangos. Fue el «Mono» Fontana quien registró aquel concierto realizado hace 30 años en el marco de un ciclo en Los Lagos de Palermo.

«Ese recital es un concentrado de todo lo que hace Salgán cuando arregla y compone, es una síntesis, está ahí todo lo que él tocaba en el piano, y esto termina por conformar una especie de biblia de su manera de hacer música«, dijo Estigarribia, quien le agradeció a Fontana el hecho de «comprender la importancia del concierto que iba a presenciar» y el gesto de haberlo grabado «para que las generaciones venideras pudieran escuchar.»

 

Con dos maestros: Cabarcos y Lavallén, con los que tocó en trío.

Con dos maestros: Cabarcos y Lavallén, con los que tocó en trío.

Hace 11 años esa grabación llegó a Estigarribia y lo inspiró a llevar adelante este disco que lanzó en todas las plataformas digitales y cuya presentación formal se podrá ver de forma gratuita el viernes 30 de julio a las 21 en su canal de YouTube.

«Si bien nunca se sale del canon del tango tradicional, Salgán  está constantemente presionando los límites.»

Entre las piezas que forman parte del disco se cuentan «La Cachila» (Eduardo Arolas), «Boedo» (Julio De Caro), «Tango del eco» y «Don Agustín Bardi» (Horacio Salgán), «Independiente Club» (Agustín Bardi) y «Fuimos» (José Dames). Además, a modo de yapa, aparecen «Tal vez no tenga fin» y «Motivo de vals» (ambos de Salgán).

– Télam: ¿Cómo definirías a Horacio Salgán como pianista y compositor?
– Pablo Estigarribia:
Es notable la actualidad de su lenguaje, lo moderno del tratamiento de sus obras. Como pianista, primeramente fue estudiante de Vicento Scaramuzza, maestro de otros y otras grandes entre las que está Martha Argerich, así que hablamos de un pianista muy bien formado, con herramientas muy sólidas en el piano, mientras que como compositor y arreglador es el colmo del buen gusto.

– T:¿Dónde reside la importancia de su obra y su legado?
– P.E:
Creo que de alguna manera radica en como Salgán se nutre de distintas músicas para aportar algo. Si bien nunca se sale del canon del tango tradicional, a la vez está constantemente presionando los límites, ya sea coloreando con armonías que pertenecían a una época del jazz, con ritmos más sincopados que seguramente tomó de su experimentada carrera como pianista de música brasilera, y sin duda sumó un virtuosismo pianístico que supongo vendría directamente de su entrenamiento de música clásica.

«Salgán hereda lo mejor de muchos géneros musicales, y termina por darle forma a un tango realmente exquisito».

– T:¿Qué significa este nuevo trabajo en tu vida?
– P.E:
Tiene que ver con mis inicios en el tango. Empecé a tocar tango cuando tuve mi primer contacto con la música de Horacio Salgán. La escucha de esa música fue la que me definió como artista, definió que yo quería dedicarme a esta música. Había escuchado anteriormente a Piazzola y algo de tango tradicional, pero no vibré como instrumentista con esas músicas. El punto de quiebre llegó con Salgán, empecé a buscar partituras de sus piezas y fue muy difícil, las pocas que encontré muchas veces no se condecían exactamente con lo que yo escuchaba que tocaba el maestro. Entonces este trabajo tiene cierto gusto a circularidad, a ciclo, porque la intención de sacar este libro con este disco, es que cualquier joven músico que se ve embelesado por la música de Salgán, tenga acceso a poder estudiarla, analizarla y a aprender. Con la música que nos dejó Horacio tenemos para aprender un par de siglos.

– T:¿Cómo fue el proceso de grabación de estos temas en piano solo? Si bien en la grabación se escucha al maestro, está tu interpretación presente, fluida, vital, profunda.
– P.E:
Fue una grabación muy difícil, por la complejidad del material y porque sentí que para sumergirme en el modo de trabajo de Salgán tenía que aprenderme todo el repertorio de memoria, ya que él nunca tocaba con partitura, entonces toda la energía estaba focalizada en el toque, en el sonido. Esta grabación también me puso en una situación de tratar de grabar algo que representara aunque sea en parte de lo que yo siento por la música de Horacio, y eso generó un nivel de exigencia muy alto, pero finalmente decidí darle lugar a una impronta personal como para también estar un poco más cómodo hurgando en la cancha de Salgán que nos queda grande a todos.

– T: ¿Cómo definirías a este género al que seguís defendiendo desde tus trabajos «Tangos de Concierto», «Tangos para intermedios» y ahora con este nuevo disco?
– P.E:
Para mí el tango es una música tan nuestra, en cuanto el mundo conozca la cocina del tango habrá más músicos dedicándose y amando esta música. Hace años asumí la responsabilidad que me dio el hecho de conocer tantos secretos del tango.,

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: