23 de octubre de 2021

Marcha de familiares y vecinos de Guadalupe a dos semanas de la desaparición de la niña

Guadalupe desapareció de la puerta de la casa en la que se encontraba

Guadalupe desapareció de la puerta de la casa en la que se encontraba

Los vecinos del barrio 23 viviendas acompañaron este lunes por la tarde a Eric Lucero, padre de la niña Guadalupe, desaparecida hace dos semanas en San Luis, en una movilización convocada en demanda de que la justicia federal intervenga en la causa.

Con carteles en los que se leía «Queremos que aparezca ya”, “No se olviden de Guadalupe”, “Te seguimos buscando”, vecinos de la zona acompañaron a Lucero desde su casa, ubicado en el barrio 23 viviendas, hasta el barrio 544, en extremo sur de la ciudad, mientras la madre de la niña, Yamila Cialone, se encontraba ampliando su declaración ante la fiscal Virginia Palacios.

Uno de los reclamos que se escucharon en la marcha fue el pedido de la intervención de la justicia federal en la investigación.

El domingo, Héctor Acevedo, abogado del padre de Guadalupe, presentó el pedido formal de intervención ante tribunales federales a raíz de mensajes extorsivos recibidos por Eric Lucero, en los que se le pidió «dinero a cambio de la niña».

Lucero recibió mensajes «donde se le exige dinero a cambio de Guadalupe, y esto configura el delito de secuestro extorsivo, una figura que debe investigar la Justicia Federal», afirmó el letrado en diálogo con Télam.

Por su parte, Lucero le dijo hoy a Télam que le pidieron «70 mil pesos a cambio» de su hija y manifestó que ayer acercaron «a la justicia federal las pruebas del intento de extorsión».

«Confiamos en la Policía de la provincia y en el despliegue y esfuerzo que hacen, pero cuanta más ayuda se sume para nosotros es mejor en este momento de desesperación», dijo, y agregó que «la suma de nuevos recursos fiscales también le aportaron otro dinamismo a la causa».

Los rastrillajes se centraron hoy en el dique Berta Vidal de Battini, un espejo de agua ubicado a 30 kilómetros al este de la capital de San Luis, en la zona de Estancia Grande.

Al oeste de esta capital se rastrillaron las localidades de Balde, Alto Pencoso, Chosme y Jarillas, ubicadas a aproximadamente a 30 kilómetros y se volvió a trabajar en la denominada «zona cero», en el barrio 544 Viviendas, donde Guadalupe Lucero fue vista por última vez jugando en la puerta de la casa de su abuela con sus primos, primas y su hermano.

Hasta el momento, no se había emitido ningún comunicado oficial sobre los resultados de los rastrillajes de hoy.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: