16 de octubre de 2021

El Gobierno resolvió conflicto de tierras de pequeños productores de Margarita Belén

El predio donde viven y trabajan tenía un pedido de desalojo. La Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente intercedió y se llegó a un acuerdo con el propietario para que los productores y productoras de la agricultura familiar que allí viven puedan continuar trabajando.

 
Semanas atrás se presentó un conflicto de tierras de familias productoras que habitan y trabajan hace más de 40 años en la Chacra 10, Lote 63 y Chacra 6, Lote 96 de Margarita Belén y que tenían un pedido judicial de desalojo emitido por el propietario de los predios. Por este motivo, la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente, el Instituto de Tierras, la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de Nación, el intendente de Margarita Belén Javier Martínez y el defensor del Pueblo del Chaco Bernardo Voloj; articularon esfuerzos y lograron una resolución favorable para ambas partes, tanto para los productores como para el propietario.
Se resolvió en conjunto destinar 5 hectáreas a las familias para que puedan seguir desarrollando su vida y actividades, a través de una compensación salarial al propietario y la devolución del resto de su predio. El día de ayer esto se hizo efectivo a través de la firma de un convenio.

Resolución del conflicto

“Ante el llamado de los productores, el intendente y la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación; nos hicimos presentes con la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente Marta Soneira y el Instituto de Tierras para verificar la situación de estas familias, ponernos a disposición e interceder ante una situación injusta tanto para los productores como para el propietario”, detalló al respecto el subsecretario de Articulación Comunitaria y Gestión de Tierras, Leandro García Arias.
“Se avanzó hacia la compensación económica a través de un acuerdo por una porción del terreno – 5 ha – que no afectaba la productividad de las familias. Se avanzó en ese sentido, con muy buena voluntad de todas las partes y participamos activamente de las audiencias judiciales donde se le propuso a la jueza esta alternativa de la compensación económica y la jueza lo vio con buenos ojos como alternativa para destrabar el conflicto”, explicó en referencia a la firma de este convenio que establece que las familias pueden desarrollar su actividad en estas 5 ha que ya fueron definidas por un agrimensor.

Marcar precedentes

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente Marta Soneira celebró la resolución de este conflicto y expresó que es un claro ejemplo de cómo con la articulación de poderes (ejecutivo, judicial, órganos nacionales, provinciales y municipales) se puede dar un cierre exitoso a una situación que llegó muy lejos y no tuvo una atención temprana.

“Nos sirve de alerta ante la misma situación en la que se encuentran muchos productores de nuestra Provincia, que no cuentan con el asesoramiento y acompañamiento necesario para enfrentar cuestiones judiciales que acarrean erogaciones importantes de dinero, recursos y que si no son atendidas por el Estado llegan a un punto de no retorno. Celebramos esto, pero también nos marca una alerta y un horizonte de hacia dónde trabajar y hacia dónde apuntar los esfuerzos de la Secretaría y el Instituto de Tierras”, remarcó.
Asimismo, la delegada de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de Nación, Analía Real, afirmó que este hecho sienta precedente para poder resolver los conflictos de tierra que se ven no solo en el Chaco, sino a lo ancho y largo del país.

“Nuestra Secretaría se comprometió a hacer una inversión en el marco de un proyecto del Programa de Trabajo, Arraigo y Abastecimiento Local; para poder mejorar la situación productiva de las familias, ya que al reducirse la cantidad de tierra que explotaban van a tener que trabajarlas de manera intensiva. Buscaremos incorporar tecnología y que puedan seguir trabajando y viviendo de la producción de alimentos”, afirmó.


Garantizar el acceso a la tierra y al trabajo

Por su parte, el intendente Javier Martínez expresó su contento y satisfacción al poder resolver este conflicto que tenían las familias.
“Esto le pone fin a un conflicto que tenía en vilo a familias de productores de nuestra localidad y que a través de este convenio se les puede garantizar la permanencia en el predio y el acceso a la tierra y al trabajo. Como intendente estoy muy agradecido por la predisposición del Gobierno de la Provincia”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: