24 de septiembre de 2021

Los detalles de la vuelta a la presencialidad que planifica la UNNE

A más de un año del inicio de la pandemia, la Universidad Nacional del Nordeste realiza un incesante trabajo interno de adaptación en sus actividades –fundamentalmente en las académicas y de docencia- que redundó positivamente en la continuidad de las actividades de los ciclos lectivos 2020 y 2021 en esta Casa de Altos Estudios.

“Recordemos que en el 2020 iniciamos normalmente con la actividad académica y mesas de examen. Y repentinamente el 10 de marzo con el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), debimos cerrar la actividad presencial en la universidad”, expuso la secretaria general Académica de la UNNE, doctora Verónica Torres de Breard.

“Detrás de aquella decisión de cierre de actividades en la UNNE, hubo un enorme trabajo de nuestros docentes, que debieron adaptar sus actividades y planificaciones a la virtualidad, como así también para el personal no docente técnico-profesional, que debió adaptar todo el sistema informático de la UNNE para contener estas nuevas formas de interacción virtual de toda la institución”, explicó la responsable académica.

“Éste método de trabajo y adaptación resultó exitoso en nuestra universidad, porque antes de finalizar el 1er cuatrimestre en 2020, todas las facultades tenían sus carreras dictándose en forma virtual”, marcó.

El trabajo virtual

La doctora Verónica Torres de Breard destacó en la entrevista radial emitida por Radio UNNE, que ya se venía trabajando en virtualidad mucho antes de la pandemia “de hecho, ya habíamos dado pasos muy importantes con la acreditación del SIED (Sistema Informático de Educación a Distancia) por parte de la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria)”, reconoció.

“Esto fue relevante porque nos permitió avanzar con el trabajo virtual en Tecnicaturas, Carreras de Pregrado y también en el Grado como complemento. Es decir, habíamos hecho un camino previo que ayudó mucho en la adopción e implementación de la educación virtual y remota forzada que vivimos al principio de pandemia en la UNNE, a la que nos adaptamos y utilizamos tan comúnmente en este tiempo”, destacó la responsable de gestión académica en la UNNE.

Aulas híbridas en la vuelta a la presencialidad segura

El retorno de las clases presenciales en la universidad, también se volvió un tema de consulta recurrente en todos los niveles, sobre todo en el estudiantil universitario.

Sobre esta realidad, la secretaria académica de la UNNE dijo “nosotros estamos trabajando para volver a la presencialidad, de hecho, todos los pasos que damos dentro de la universidad son para volver. Y si bien la UNNE ya inició este 2021 con cierta presencialidad cuidada dentro del marco normativo y protocolar establecido, las actividades presenciales vigente están vinculadas solamente a prácticas profesionales, de laboratorios y de terminalidad de algunas Carreras”, especificó.

El Comité de Contingencia Sanitaria

La UNNE posee un Comité de Contingencia Sanitaria integrado por expertos que asesoran al equipo de gestión. A su vez, cada Facultad posee un subcomité de contingencia para elaborar sus normativas y protocolos propios y particulares, que encuadran con las múltiples y variadas disciplinas que se dictan en Chaco y Corrientes.

En este marco, la secretaria general Académica de la UNNE explicó que la rectora Delfina Veiravé, facultó a los decanos de las Unidades Académicas -con el asesoramiento de sus subcomités- a trazar pautas de regreso a la presencialidad progresiva. “Estamos empezando a dar pasos importantes, siempre teniendo en cuenta la condición regional de nuestra universidad y la situación epidemiológica de las provincias de Chaco y Corrientes”, destacó la funcionaria académica, no sin antes hacer hincapié en la importancia de haber logrado inmunizar a la población estudiantil de la UNNE de ambas provincias, parámetro que consideró fundamental para avanzar en la dinámica presencial.

“Estamos hablando de una vuelta gradual, cuidada y progresiva de la presencialidad y para lograr esto contamos con muchas herramientas. Hablamos por ejemplo de las aulas híbridas que combinen el sistema presencial y virtual a la vez, logrando rescatar lo importante de la presencialidad, como es el contacto social, el intercambio con pares y la rutina de los estudiantes, combinada con la virtualidad”, subrayó Torres de Breard.

“Dependerá de las distintas Facultades, de la cantidad de profesores, de los espacios físicos disponibles y los recursos tecnológicos para sustentar las aulas híbridas, porque no en todas las aulas se pueden dictar clases con estudiantes presentes y otros cursantes vía streaming -referenció- … pues bien, en eso estamos trabajando”, dijo la funcionaria académica de la UNNE.

A %d blogueros les gusta esto: